Pepe Pozas: «El tipo de baloncesto ha cambiado»

El base, que trata de reencontrarse con su mejor nivel, valora las siete victorias de la primera vuelta


La lesión ocular que sufrió en Badalona pasó una cara factura a Pepe Pozas. No pudo acabar aquel partido y, con posterioridad, tuvo que parar durante un mes, sin poder hacer ningún tipo de ejercicio ante el riesgo de sufrir un desprendimiento de retina. Está volviendo, pero no es fácil recuperar la forma después de un frenazo en seco y un paréntesis de obligado reposo.

?¿Cómo se encuentra, especialmente en el apartado físico?

?Cada día mejor. Es como si estuviese en una minipretemporada, ya con mejores sensaciones físicas, mentales y en dinámica de equipo. Cada día un poquito mejor.

?Parar en seco y volver con el tren en marcha es casi peor que una pretemporada.

?Sí, porque nadie te espera. Estás en competición, cada victoria y cada derrota cuentan. No es la pretemporada, en la que vas más a la mejora individual y física. Parar de un día para otro al cien por cien es bastante desaconsejable para un jugador profesional.

?¿Se ve ya cerca del 100 %?

?Tampoco sé realmente cuál es el 100 %. Me manejo más por las sensaciones después de los partidos. Es verdad que a principio de temporada encadené varios partidos haciendo buenas actuaciones, sobre todo a nivel de defensa y de decidir, y también he estado acertado. De lo que se trata es de volver a ese nivel, pero no sabría decir en que tanto por ciento estoy ahora mismo.

?Llevaba ya unos partidos en los que cada vez que había algún golpe fuera del guion era para Pepe Pozas. ¿Alguna vez vivió una racha semejante?

?Tenía todas las papeletas, es cierto. Nunca me había pasado. Y fue la primera vez en mi carrera en la que tuve que parar. Hay dos formas de verlo. Una es que estoy bastante tiempo en la pista y eso es muy bueno porque el trabajo que se está haciendo va bien. Y otra es que recibía todos los golpes del equipo y en alguno, por desgracia, algo importante tenía que pasar. Fue en el ojo y esperemos que se haya recuperado bien. Y ya está.

?Cambio de tercio. ¿Recuerda alguna liga tan competida como esta? Hay codazos en todos los tramos de la clasificación.

?Está complicada. Está muy divertida, sabiendo que no te puedes relajar en ningún momento, que encadenar dos o tres victorias seguidas te dan ese margen de tranquilidad. Pero que haya tantos equipos en seis victorias, nosotros con siete tan cerca del play off como del descenso, es algo que habla muy bien del nivel de la liga.

?Dos buenos resultados dan vida pero dos semanas de atasco llevan el agua al cuello.

?Si el agua al cuello es estar a una del descenso, sí. Pero si estar bien es estar a dos del play off, estás bien. La barrera es tan fina... No como el año pasado, en el que había más margen por abajo. Hay que trabajar duro para buscar esas rachas buenas. Siete victorias en la primera vuelta no está mal y hay que seguir en el trabajo para conseguir el objetivo.

?¿Este Obradoiro es distinto al de otras temporadas, con más puntos y menos defensa? Las victorias ya están más en los noventa puntos que en los setenta.

?Actualmente es más difícil que un equipo se quede en pocos puntos. No es tanto defender bien o mal cuanto que el tipo de baloncesto ha cambiado. Ahora tiras de más lejos, hay más posesiones, hay más ritmo... Es diferente. El umbral de los sesenta y pico puntos, si defiendes bien y además el rival no está muy acertado, casi te garantiza la victoria. El año pasado también teníamos muchos puntos, pero a lo mejor conseguíamos las victorias más cerca del sesenta que del ochenta. Hay que seguir en el trabajo del ultimo cuarto del otro día o el de Fuenlabrada.

?Más allá de las lesiones, ¿qué necesita el equipo para dar un saltito?

?Cada partido es diferente. Diría que manteniendo la defensa del último cuarto de Málaga y manteniendo la anotación que hicimos contra Unicaja... Ese es el umbral. Pero es casi imposible hacer todo cien por cien bien en cada partido. Al final, la regularidad en defensa y ataque es lo que te da estar más arriba que abajo.

?Por cierto, los tres últimos partidos, decididos en el último segundo. Menuda locura.

?Para los corazones no viene bien. Pero si acabas ganando, como contra Andorra y Unicaja, no está mal. Competir es muy importante, pero ir rascando victorias, para la moral, es aún más.

?Y el domingo, el Baskonia. En teoría, en buen momento, por sus bajas y porque juegan el viernes en Turquía. Pero, aun así...

?Es un equipo de Euroliga, acaba de fichar a uno nuevo... No debemos pensar en quién está o quién no sino en hacerlo lo mejor posible.

?Es un equipo con el sello Perasovic. El que se despiste o se relaje va al banquillo.

?Sí, juegan con mucha intensidad, mucho movimiento.

?¿La clave?

?Lo que hicimos el otro día, perder muy pocos balones. Moverlo bien y controlar que no nos corran. En la defensa en estático estamos haciendo un buen trabajo. Hay que seguir ahí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Tags
Comentarios

Pepe Pozas: «El tipo de baloncesto ha cambiado»