Vasileiadis: «La culpa fue mía»

El alero griego del Obradoiro, elegido el mejor jugador de diciembre, sorprendió con su sinceridad al asumir su error en el último instante ante el Fuenlabrada


SANTIAGO / LA VOZ

Kostas Vasileiadis es un ejemplo a seguir, tanto dentro como fuera de la pista. La afición valoró el gran esfuerzo del mes pasado y le eligió como el mejor jugador del equipo. El griego brilló a domicilio ante el Zaragoza (78-86) y contra el Andorra en Sar (90-97). En la victoria frente a los aragoneses firmó 33 puntos en 28 minutos de juego, con 10 de 18 triples y una valoración de 31 créditos. En la derrota ante el Manresa, el alero destacó por encima de todos sus compañeros con 26 puntos en casi 27 minutos, con 5 de 10 triples y con 9 de 9 tiros libres, además de una valoración de 27. Vasileiadis es feliz con este premio y está «muy agradecido», pero recuerda que es «mérito de toda la plantilla y del cuerpo técnico, ya que aquí ganamos y perdemos todos, lo que importa es el grupo».

El alero griego, además, sorprendió a todos los presentes en la entrega del premio con su gran sinceridad y honradez, dando una auténtica lección. Pocas veces se ve a un deportista de élite asumir toda la responsabilidad en la derrota de su equipo. El Obradoiro perdió en la pista del Fuenlabrada (84-83). Vasileiadis tuvo la penúltima acción en sus manos, pero no acertó con el aro rival. La última bala la desperdició Brodziansky, en una acción en la que todos los obradoiristas coincidieron en señalar que fue falta del jugador local.

«Después de estar tres días pensando en la jugada y ver otra vez el partido, me sabe muy mal todo lo que ocurrió. Creo que fue culpa mía haber perdido este encuentro. Y no solo por la última canasta, es que no ayudé mucho a mis compañeros, lo tengo claro, pero estamos para seguir trabajando, mejorar y ganar el próximo partido», explica el jugador griego. Insiste en que «si meto la bandeja y ganamos el partido, seguro que vería de forma diferente todos los fallos cometidos, estaría más feliz y tendríamos una victoria más, pero no queda más que seguir trabajando duro para mejorar». Para Vasileiadis, considerarse culpable de la derrota, es algo que debe asumir con naturalidad: «Para mí es normal decir que la culpa fue mía si así entiendo que sucedió. No estuve al cien por ciento con mi equipo y con mis compañeros».

También considera el obradoirista que en la última acción hubo una infracción muy evidente sobre Brodziansky: «En el rebote final hay falta clara sobre Brodziansky, pero es cierto que en esos dos últimos segundos pasan las cosas muy rápido e igual que nosotros fallamos los árbitros pueden cometer un error, somos humanos, aunque la verdad es que en el último minuto cometieron otros errores. Pero yo también podría meter la bandeja y ganar. Ya no se puede cambiar nada. Hay que seguir y pensar en el siguiente partido».

Al mismo tiempo, el veterano jugador entiende que en los últimos encuentros los rivales, asustados por sus estadísticas, le incomodan un poco más: «Ahora ponen siempre al base delante, para presionar el balón y para que no pueda tener tiros fáciles como en los partidos anteriores. Son jugadores más rápidos y presionan muy bien. Por mi parte tengo que hacer las cosas mejor, como salir de bloqueo y tener más espacios, jugar el uno contra uno con ellos y liberarme para tener más tiros con más espacios. En general, hacer las cosas mejor. También estoy trabajando para ayudar más al equipo en otras facetas del juego».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Vasileiadis: «La culpa fue mía»