El Obradoiro se quedó sin premio en Fuenlabrada

Remontó en el último cuarto y se le escapó el partido en los treinta segundos del final


Hace una semana, salió cara en el final ante Andorra. Esta vez, cruz, quizás más dolorosa porque al Obradoiro se le escapó un partido en el que siempre fue a remolque pero nunca perdió la fe. Consiguió enjugar una desventaja de catorce puntos en el último cuarto y adelantarse a falta de 34 segundos. Pero una canasta algo afortunada de Clark y un último ataque bien jugado pero bien defendido por el Fuenlabrada, dejó el marcador en 84-83.

La primera parte no fue buena para el Monbus Obradoiro que, salvo en los dos tres minutos del arranque, no controló el ritmo de partido. El equipo local fue capaz de acelerar, de llevar la contienda a una puntuación alta y en esa dinámica el colectivo de Moncho Fernández no suele estar a gusto. Tiene puntos en las manos y puede aguantar el intercambio de canastas, pero no es lo que más le conviene.

Fueron veinte minutos raros. Los locales no pudieron contar con uno de sus puntales, Eyenga, pero recuperaron a otro después de dos meses ausente, Popovic. Y encontraron mucho aire detrás de la línea de 6,75 metros.

El Obra empezó buscando a Singler cerca del aro en su emparejamiento con Llorca. Y se sostuvo en el inicio a lomos de la inspiración de Brodziansky, autor de diez de los primeros doce puntos del equipo.

El Fuenlabrada es de los que busca las entradas al aro, bien para anotar o bien para doblar el pase hacia algún compañero cercano o hacia fuera, en el perímetro. Y en cuanto cogió acierto en el triple abrió brecha.

El colectivo de Moncho Fernández pasó un primer momento delicado cuando el rival tomó una renta de nueve puntos. Atrás hacía agua, con 27 puntos encajados en ocho minutos. Y delante se fue atascando. Reaccionó para cerrar el primer cuarto dos abajo, 27-25.

El segundo empezó algo más trabado, con muchos problemas del Obra para anotar. De hecho, en cuatro minutos y medio solo logró un triple. Pero esta vez lo compensó con un mejor trabajo defensivo, hasta que lo rompió Rupnik.

De nuevo, con mucho sufrimiento, y a pesar de no cerrar bien el rebote y de tener un mal día en la larga distancia, empezó a limar diferencias hasta llegar a unos últimos cuarenta minutos fatídicos en los que dos pérdidas de balón le costaron un parcial 5-0 para irse nueve abajo al descanso: 49-40 y con la sensación de no haberle cogido el truco a la contienda en ningún tramo.

En le tercer acto no cambiaron las cosas. El partido seguía por donde quería el Fuenlabrada, con las diferencias estabilizadas en torno a los diez puntos y con Popovic sacando ese instinto que le lleva a oler la sangre, con un par de triples que hicieron mucho daño. Acabó el acto 70-58 y empezó el último con una canasta de Kratsov.

Parecía una misión imposible para el Obradoiro, por la diferencia y por las sensaciones, porque faltaba ese punto de rebeldía, de nervio. Por contra, el equipo no se dejó ir, no dejó de pelear por su suerte de una manera muy académica. Y poco a poco encontró su baloncesto. Aparecieron las metralletas de Simons y de Vasileiadis para ir limando de tres en tres.

El Fuenlabrada siguió buscando acciones de uno contra uno. Sin embargo, ya no anotaba con tanta continuidad. Y veía como el rival recortaba y recortaba, hasta tomar la delantera. En el penúltimo medio minuto, la rueda de la fortuna giró a favor del Obradoiro. En el último medio minuto le dio la espalda.

Fuenlabrada 84: Tomás Bellas (6), Paco Cruz (4), Llorca (7), Clark (11) y Kravtsov (14) -cinco inicial-. Akognon (2), Popovic (10), Rupnik (11), Marc García (9), Kemp (8), Chema González (2) y O’Leary.

Obradoiro 83: Sàbat (6), Vasileiadis (12), Singler (7), Llovet (6) y Brodziansky (24) -cinco inicial-. Simons (14), Obst (8), Spires (6), Navarro, Hlinason y Pozas.

Parciales en cada cuarto: 27-25; 22-15; 21-18; y 14-25.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Obradoiro se quedó sin premio en Fuenlabrada