Maxime de Zeeuw sufre una nueva lesión

El pívot está casi descartado para Fuenlabrada mientras que Nick Spires ya trabaja con el grupo


Las lesiones no dan tregua al Monbus Obradoiro esta temporada. Atrás quedan los golpes que se llevó Pepe Pozas ante el Valencia y el Joventut. Este último le obligó a estar parado, literalmente, más de un mes por un desgarro de retina. Ben Simons también estuvo un mes en el dique seco. Lo mismo que Kendall Stephens, aunque en su caso tiene la ficha desactivada. Pero el que se lleva la peor parte es Maxime de Zeeuw, que no sale de una y se mete en otra.

El pívot belga empezó en pretemporada con un fuerte esguince de tobillo. Después le siguieron los problemas en la rodilla que todavía arrastra y que le obligan a seguir un plan específico de trabajo en los entrenamientos. Y de cara al partido de este sábado en Fuenlabrada sus opciones son escasas tras sufrir un fuerte dolor en la parte baja de la pierna, casi a la altura del tobillo. Está pendiente de una resonancia magnética para calibrar el alcance exacto de la lesión. Hasta última hora o el viernes por la mañana no sabrá si estará en condiciones de echar una mano o tiene que parar.

La buena noticia es el regreso de Nick Spires, que se perdió el encuentro ante el Andorra por un esguince de rodilla. Ya trabaja con el grupo y, aunque todavía no a su mejor nivel, sí podrá estar a las órdenes de Moncho Fernández en el Fernando Martín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Maxime de Zeeuw sufre una nueva lesión