Moncho Fernández ensalza la defensa y la templanza

Ibon Navarro: «El Obradoiro tuvo la virtud de castigar cada error que hemos cometido»


Moncho Fernández e Ibon Navarro coincidieron en el análisis del partido al significar que los dos contendientes habían sido dos colectivos aplicados y atentos para castigar los errores, pocos, del rival.

El Alquimista de Pontepedriña acabó muy satisfecho con la primera parte defensiva de su equipo, sobre todo en tanto en cuanto cerró herméticamente una de las vías de agua que más temía. El Andorra se fue al descanso sin anotar un solo punto al contraataque. En la segunda, sin embargo «hicieron diez puntos tras las pérdidas de balón».

En el otro frente que también consideraba clave antes del encuentro para el guion del choque, el de controlar el rebote ofensivo, las cosas no salieron tan bien: «Hemos sufrido todo el partido, incluso en ese último que les permite un dos más uno que casi nos cuenta el encuentro».

En todo caso, en el cómputo de los cuarenta minutos subrayó el buen hacer de sus discípulos en tareas de contención: «En general, defensivamente el equipo ha estado bien en el uno contra uno y el trabajo en media pista. Y es lo que nos ha permitido ganar, pese al último cuarto, en el que no hemos estado nada bien desde el punto de vista ofensivo».

El ultimo minuto

También quiso poner en valor la templanza del Obradoiro después de que el Andorra consiguiese darle la vuelta al marcador en el arranque del último cuarto. Y evitó extenderse «en el cúmulo de circunstancias del último minuto, que darían para estar hablando un montón de tiempo. Fallas un tiro libre, defiendes fantásticamente bien un triple, te cogen el rebote y te hacen un dos más uno, bloqueas perfectamente el último tiro libre, el mejor bloqueo de la historia, el balón queda botando, solo había que agarrarlo, nos chocamos... Aún así, fuimos capaces de defender muy bien su última jugada».

Al analizar la reacción del Andorra, después de ir perdiendo por 17 puntos, no cree que fuese debida a una desconexión del Obradoiro sino a que bajó el porcentaje de acierto, en buena medida debido al trabajo defensivo de los visitantes.

Entrenador visitante

En el otro banquillo, Ibon Navarro acabó descontento con el resultado pero no por ello dejó de destacar el buen trabajo de sus jugadores ante un rival incómodo: «Tiene un estilo de baloncesto que no nos viene bien. Somos un equipo con ciertos problemas defensivos contra tiradores, contra bloqueos indirectos, y esto es lo que más juega el Obradoiro».

En el lado positivo subrayó «la excelente defensa sobre Kostas y Simons». Pero con eso no bastó: «la mayor virtud que ha tenido el Obradoiro ha sido castigar cada error que hemos cometido, aunque no han sido muchos, con triples. En cambio, nosotros no hemos hecho lo mismo».

«Pese a todo, el partido se decide en los últimos segundos. Ese fallo en el tiro libre que nos hubiese llevado a la prórroga... Y después creo que ha sido un acierto de ellos poner a Hlinason sobre el sacador», concluyó el técnico visitante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Moncho Fernández ensalza la defensa y la templanza