Vladimir Brodziansky, el inspector Gadget del Obradoiro

El pívot, debutante y máximo reboteador del equipo, trabaja para «intentar ser cada vez mejor»


santiago / la voz

Vladimir Brodziansky es el inspector Gadget del Obradoiro, un jugador de engañoso aire despistado y recursos impensables, de largos brazos, heterodoxo incluso para armar el tiro, capaz de sorprender en distintas situaciones. Empezó por encima de las expectativas y fue clave en la victoria en Gran Canaria, no solo por el tapón que le puso a Hannah en la última jugada del partido. En las últimas jornadas ha bajado algo sus números y también el número de minutos en pista. Pero, hasta la fecha, ha protagonizado algún juego de pies más propio de un bailarín y es el jugador del equipo que suma más rebotes.

El pívot eslovaco reconoce que el salto de la liga universitaria a la ACB es mayúsculo: «El nivel de la Liga Endesa es altísimo y es muy difícil a la hora de competir. Hemos perdido algunos partidos por muy poco, que nos han hecho daño, pero estoy seguro de que estamos aprendiendo de ellos y el resto de la temporada lo haremos mejor cada día y en cada encuentro. Seguiremos luchando y trabajando duro para seguir mejorando».

Las mismas reflexiones que aplica al equipo con válidas cuando pone el foco sobre su juego: «He comprobado la dificultad de cada partido y el nivel del resto de equipos, sobre todo para un debutante en la Liga Endesa como yo. Estos primeros choques me han servido para poner en práctica todos los conocimientos de la forma de juego de Moncho y corregir errores. Solo queda seguir trabajando duramente para intentar ser cada vez mejor».

Ese es el propósito que se fija al echar la vista al frente: «Simplemente, trato de ser mejor cada día, mejorando y aprendiendo todo lo posible de mis compañeros de equipo y de mis entrenadores. Soy rookie, así que aprendo cada día».

En el cuatro o en el cinco

En ese camino lo acompaña un guía de lujo, Víctor Pérez, con quien ha congeniado desde el primer día: «Creo que es un gran entrenador. Trabaja muchísimo conmigo en el aspecto individual, viendo vídeos, haciendo entrenamiento de tiro… Siempre me está dando consejos para mejorar y saber cómo hacerlo mejor en cada partido».

El técnico también tiene un buen concepto del discípulo: «Es un jugador debutante en nuestra liga, con mucha capacidad de mejora. Lo intenta cada día, nos da esa posibilidad de moverse en el cuatro y en el cinco, por sus virtudes. Está empezando a conocer lo que es el baloncesto europeo y a este nivel. Causó impacto al principio de temporada, ahora un poco menos. Es algo que pasa más con los rookies, a quienes les cuesta mantener una regularidad alta. Es muy trabajador».

Aunque viene de la liga universitaria de Estados Unidos, destaca dos factores que están allanando su adaptación: su carácter «afable» y el hecho de conocer España con anterioridad, ya que estuvo en la cantera del Gran Canaria siendo poco más que un crío. Cuando habla de amplia capacidad de mejora, Víctor Pérez empieza por una aspecto, coger más presencia física. Y añade otros, como «ganar en lateralidad y lograr más velocidad en los desplazamientos».

Pero lo primero es lo primero: «En el momento que mejore físicamente, todas esas habilidades que tiene, para jugar en el poste bajo y de cara, van a explotar. Le suele pasar a todos los jugadores. El nivel de exigencia física que se encuentran es mucho mayor que el que conocían».

El técnico insiste en poner en valor la versatilidad de Brodziansky: «Jugaba de cinco en su universidad, un cinco con capacidad de abrirse para buscar el tiro de lejos. Intentamos buscarlo más en los posteos de cuatro. No es excesivamente grande para los cincos que hay en la Liga Endesa, en la que cada vez recalan más siete pies (jugadores de 2,13 metros o más). Sus buenos fundamentos le permiten jugar en el poste bajo ante rivales más pequeños, o abrirse y tirar ante cincos más grandes. Tratamos de aprovechar esa polivalencia».

Sus números

En estas primeras diez jornadas de la Liga Endesa Vladimir Brodziansky está promediando 7,9 puntos y 4,8 rebotes en veinte minutos. Es también el jugador del equipo que más tapones coloca. Lleva, diez, uno por partido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Vladimir Brodziansky, el inspector Gadget del Obradoiro