Nacho Llovet, un gladiador en la selección

Capturó doce rebotes ante Turquía


Nacho Llovet trasladó a la selección española el buen momento de forma que atraviesa en el Monbus Obradoiro y que le ha valido para entrar de nuevo en los planes de Sergio Scariolo. En Turquía fue el mismo gladiador debajo de los aros que se está viendo en Sar partido tras partido, el jugador más valorado de su equipo a la conclusión de la contienda.

El pívot tuvo su primera aparición en pista avanzado el primer cuarto. Brilló más en defensa que en ataque y fue el mejor reboteador visitante, con doce capturas: ocho en defensa y cuatro en ataque. Casi un tercio de los rechaces del colectivo español fueron a parar a sus manos. También se hizo notar en las ayudas y en los tapones.

Paradójicamente, su mejor expediente individual llega el día en el que pierde su condición de invicto como internacional, en su quinto partido con la camiseta roja. En los cuatro anteriores, ante Montenegro, Eslovenia, Bielorrusia y de nuevo Montenegro, el triunfo había caído del lado español.

Ucrania, el domingo

El combinado nacional vuelve a tener partido el domingo, a las 17 horas, en Tenerife, frente a Ucrania. Y Llovet confía en ser de nuevo uno de los doce elegidos para afrontar la contienda. En caso de ganar, España puede dejar sellada matemáticamente la clasificación para el Mundial de China que se disputará el próximo verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Nacho Llovet, un gladiador en la selección