Obradoiro, Baskonia y ventana

El colectivo de Moncho Fernández buscará su cuarta victoria antes del primer parón de la Liga Endesa


santiago / la voz

Hace un año el Monbus Obradoiro llegó al parón de las ventanas FIBA de noviembre tras protagonizar su mejor arranque de la historia en la ACB, incluso con expectativas de entrar en la Copa. Todo lo que podía salir bien, salió mejor. Ganó todos los finales apretados y solo perdió en Valencia y Barcelona. El saldo, siete victorias y dos derrotas. En esta ocasión el parón llegará tras la jornada de este fin de semana, que será la décima. Hasta ahora el trayecto recoge tres partidos ganados y seis perdidos. Y la visita del Baskonia no parece la más propicia para seguir sumando, a tenor del potencial del conjunto vasco. La cita está fijada para las 17 horas en Sar (Movistar TV, canal 53).

El Obradoiro está siguiendo una trayectoria un tanto irregular en este arranque de temporada. Y hoy quizás sea más impredecible que nunca, porque por primera vez tendrá la baja de Pepe Pozas. En las nueve jornadas anteriores formó parte del cinco inicial. Y es el jugador del equipo que reparte más asistencias. La responsabilidad en la dirección de juego será para Albert Sàbat y David Navarro. Tal y como anticipó Moncho Fernández, la realidad dice que no estará el base andaluz y que lo que tocará será «aprovechar las virtudes» de sus compañeros de demarcación.

La otra incógnita se personifica en Maxime de Zeeuw, al que los contratiempos físicos no están dando tregua. Durante la semana ha respondido bien al plan de trabajo que lo liberó de algunas de las cargas, incluyendo descanso en la sesión del viernes. Como en los últimos partidos, las sensaciones que tenga durante el calentamiento serán determinantes.

Enfrente, el Baskonia llega con todo el equipo, una vez que Jayson Granger ya pudo jugar el viernes frente al Panathinaikós, una vez recuperado de su esguince de tobillo.

Baloncesto vertical

La competición no da tregua a los equipos de Euroliga y Perasovic apenas ha tenido tiempo para ir introduciendo sus propuestas. En todo caso, nada más llegar apuntó que se había encontrado con un grupo «muy trabajado». Y una de las primeras consignas que ha tratado de imprimir es la de la velocidad, en un equipo con un notable poderío físico y capacidad para el rebote. Arrancó su nueva etapa con un mensaje claro, al pedir «un salto de agresividad».

Moncho Fernández no alberga dudas sobre las exigencias de la contienda de esta tarde y pide un partido superlativo para tratar de llegar al parón con la cuarta victoria en el casillero: «Para ganar a estos equipos tienes que estar muy bien defensivamente; pero también ofensivamente. Y nuestro ataque tiene que empezar siendo bueno en una faceta en la que en los dos últimos encuentros no lo hemos sido, que es el rebote defensivo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Obradoiro, Baskonia y ventana