El Obradoiro se las arregla al día

Las lesiones obligan a Moncho Fernández a preparar la visita a Murcia sin saber cuántas bajas habrá


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro vive al día. Se las arregla al día. No le queda otra, asolado por los problemas físicos. Hasta tal punto, que Moncho Fernández tiene que preparar el partido del domingo en Murcia sin saber a ciencia cierta con qué jugadores contará.

Maxime de Zeeuw ha superado su lesión de tobillo, pero ahora es la rodilla la que le da problemas. No pudo participar en Lugo. Volvió ante el Gipuzkoa Basket y fue baja en Badalona. Está siguiendo un plan de trabajo específico, con un reparto de las cargas para no forzar la articulación. Pero hasta el mismo día del partido será difícil saber si está en condiciones de jugar o no. Hasta la fecha, solo ha podido dejar entrever su potencial en dos contiendas, ante el Burgos y el Gipuzkoa. Y las dos se saldaron con victoria.

Pepe Pozas también arrancó la semana fuera de grupo, después del tremendo dedazo en el ojo que le impidió acabar el encuentro ante el Joventut. La evolución es buena. Ayer se ejercitó al mismo nivel que sus compañeros y ya apenas notó los problemas de doble visión en determinados gestos. Salvo contratiempo, estará a las órdenes de Moncho Fernández.

Una de las dudas que se despejará al filo de las 14 horas es quién ocupará una de las fichas de jugador extracomunitario, Kendall Stephens o Ben Simons.

El primero tampoco pudo participar ayer en la sesión de trabajo, por un fuerte golpe en un pie. Simons está ya en la recta final de la recuperación por la lesión que sufrió en la rodilla. Se ha ido incorporando al colectivo paulatinamente.

Imponderables aparte, Moncho Fernández se declara satisfecho con el día a día porque «el equipo ha hecho un muy buen trabajo durante la semana, muy centrado, muy concienciado». De hecho, no se excusa en los problemas físicos: «Creo que vamos a llegar no en óptimas condiciones pero sí en buenas condiciones».

A la par que se preocupa por su propio plantel, el Alquimista de Pontepedriña disecciona al Murcia, del que destaca que «tiene mucho y de todo en todas las posiciones». Y abunda en el análisis: «Tiene bases muy potentes capaces de anotar de varias formas; tiradores excepcionales como Doyle, Álex Urtasun o Brad; treses que penetran y postean, como Sadiel Rojas, que también son buenísimos en el rebote; pívots que están en el top cinco de rebote de la Liga, tanto Cate como Tumba o Delía. Tienen poste bajo. Y la trayectoria en Europa era inmaculada hasta el otro día, por una auténtica desgracia. Pierden el partido porque se les escapa el balón en la última jugada. Lo que veo solo son peligros y situaciones que defender y parar».

Un rival con repertorio

Todo eso se plasma en una manera de jugar que despliega un gran repertorio: «Es un equipo con un gran potencial defensivo. Son muy intensos. Rebotean muy bien y corren muy bien. Desde estas recuperaciones defensivas son capaces de jugar a un ritmo alto y anotar mucho en transición. Además, desde el punto de vista táctico es un equipo que tiene situaciones complejas de defender, muy bien trabajadas: bloqueos elevator, bloqueos ciegos sorpresivos, mucho bloqueo directo y ciego al pick and roll... Es un equipo que tiene muchas armas, muchos trucos, como los posteos de los bases aprovechando su fortaleza física. Es un equipo divertido de ver, muy divertido».

El Obradoiro realizará un entrenamiento por la mañana en Sar y partirá de viaje hacia Murcia a primera hora de la tarde para medirse a un rival que vuela en Europa y que está sufriendo más de lo previsto en la ACB.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Obradoiro se las arregla al día