Victoria balsámica


Importante triunfo para cortar una racha de cinco partidos (incluida la final de la Copa Galicia) con derrota. Desde el principio se notó la importancia que tenía el partido para ambos conjuntos, destinados a luchar desde el minuto uno por la salvación.

Vimos una primera parte en donde la defensa del Obra permitió demasiadas situaciones de tiro de tres del Gipuzkoa (convirtió 9 triples) y en donde la defensa del pick and roll central fue demasiado blanda y poco inteligente. Llegó el Obra vivo al descanso gracias a un ataque un poco más fluido al de los últimos choques.

La segunda parte empezó con buena defensa y ajustando algo más la defensa del bloqueo directo. En ataque, Singler y Obst mantuvieron el ritmo de anotación, a pesar del diferente criterio arbitral a la hora de juzgar ciertos contactos. La escapada buena llegó al final del tercer cuarto, cogiendo una ventaja de ocho puntos gracias al dominio del rebote y a una muy buena circulación de balón en ataque.

Esta ventaja se mantuvo en casi todo el último cuarto hasta que dos triples consecutivos de Nevels dejaron el partido con solo cuatro puntos arriba para el Obradoiro cuando quedaban tres minutos y sin entrar todavía en bonus debido al ya comentado criterio arbitral.

La gestión de estos tres minutos fue muy buena y los cambios para afrontarlos también fueron acertados. De este modo, el Obradoiro consiguió en Sar su tercera victoria de la temporada, un triunfo que calma las aguas y permite afrontar las siguientes jornadas sin tanta ansiedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Victoria balsámica