El Breogán destrona al Obradoiro

Tras dominar todo el partido, los lucenses bajaron el ritmo al final


pontevedra / La Voz

A punto estuvo la Copa Galicia de cambiar de destino en los últimos compases del partido que se disputó ayer en Marín. Finalmente el título autonómico viaja a las vitrinas del Breogán que en apenas cuatro días vuelve a enterrar las aspiraciones de los de Moncho Fernández. Dos partidos, dos derrotas, una semana. El escenario era poco habitual y la afición se volcó con el Obradoiro, parece que eso agrandaba a los lucenses que desmontaron al rival desde el inicio del partido con un juego interior imponente, pivotado sobre Gerun y un Jordan que ayer se convirtió en el máximo anotador del encuentro con 18 puntos. El desconcierto de los compostelanos era tal que un triple de Corral llevó al equipo de Natxo Lezcano 13 arriba, firmando la máxima ventaja del partido bien temprano. La sorpresa del Breogán la dio Salva Arco, que reapareció en Marín tras la rotura de ligamento que le tuvo apartado del equipo desde en un amistoso de pretemporada.

El poderío de los lucenses se impuso hasta el descanso y parecía que el guion estaba escrito y los últimos dos cuartos de partidos serían un trámite sin sobresaltos, pero el tercer tiempo empezó a dejar las debilidades de los lucenses marcadas, especialmente por la acumulación de faltas de Vidal, Christian Díaz y Jordan, que aflojaron en defensa. A eso se unieron demasiadas rotaciones, que dejaron a los de Moncho Fernández libres para seguir la hoja de ruta que obligaba a un exceso de tiros de tres y empezaron a recortar diferencias. Belmene salvó con cinco puntos consecutivos que el Obradoiro hiciese válidos sus esfuerzos y llegaron a recortar la distancia hasta los cinco puntos.

Tensión final

Los últimos diez minutos contagiaron la tensión de la pista a la grada, que se volcó con el Obradoiro creyendo en la remontada. Pozas se convirtió en el salvador de los de Moncho Fernández, que junto a Navarro, llevaron al equipo a ponerse tres arriba (68-65). Tenían un billete para soñar, pero el Breogán viendo que se le escapaba la Copa inmovilizó en el juego al Café Candelas, que en cinco minutos no logró anotar.

Dos tiros a once segundos del final desequilibraron el marcador (74-75). Tiempo muerto. El Obradoiro preparó la jugada maestra para intentar un triple que le entregase el título y vengar la derrota del sábado. Arranca el encuentro. Pasan a Singler, que mantienen un uno contra uno en la línea exterior. No ve opción y pasa a un compañero que lanza sin éxito. Ni siquiera el rebote dio esperanza. Pita el final del partido. Ya era tarde para obrar el milagro. La Copa viajó en Lugo, aunque haya pasado por Santiago.

Sabat (6), Obst (13), De Zeeuw (5), Hilinason (7), Singler -quinteto inicial-. Kendall (2), Vladimir (8), Spires (5), David Navarro (8), Pepe Pozas (16), Kostas (4)

Löfberg (8), Belemene (12), Chris Díaz (6), Lucio Redivo, Jordan (18) -quinteto inicial-. Corral (3), Sima (4), Vidal Planas, Salva Arco (10), Volodymyr (14)

Parciales: 14-22, 24-26 (38-48, descanso), 19-14 (57-62), 17-13 (74-75, final)

Árbitros: Vicente Bultó, Jacobo y Rial Martínez, Jorge

Incidencias: Final de la Copa Galicia disputado en el pabellón de A Raña, en Marín, ante unos 200 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Breogán destrona al Obradoiro