Van Rossom castiga a un gran Obra en el último segundo

El Valencia remontó en el último cuarto de la mano de Dubljevic y Thomas


El Dios del baloncesto no fue generoso con un Monbus Obradoiro que aguantó muchos embates, más de uno de Bultó, que llegó a tener una renta de doce puntos en el tercer cuarto pero que vio como se le escapaba el partido en el último segundo, con un triple de Van Rossom sobre la bocina, a pesar de hacer una muy buena defensa: 78-81

Los primeros veinte minutos fueron un combate cuerpo a cuerpo entre dos equipos metódicos y cerebrales, de los que respetan el manual. Fueron dos cuartos de mucho equilibrio, con un factor diferencial en el Monbus Obradoiro: Kostas Vasileiadis. El alero griego empezó con diez puntos en su primer tramo en pista. Y añadió otros cinco antes del descanso, incluido un triple que lleva camino de patentar, de medio gancho, al límite de la posesión, justo antes del tiempo intermedio.

Empezó más fluido el colectivo de Moncho Fernández, muy activo atrás, trabajando bien el rebote y las líneas de pase, con Andreas Obst haciendo una buena defensa sobre Matt Thomas. Pero no conseguía despegarse porque el Valencia maneja muchas variantes. Empezó buscando a Dubljevic y Thomas en la pintura, pero poco a poco fue encontrando mejores respuestas en el perímetro. Y cerró el primer acto con un golpe de fortuna y laboratorio. El Obradoiro dilapidó una posesión con cuatro segundos. Se le escapó el balón a Hlinason. Ponsarnau pidió tiempo, sacó a Sergi García y el base clavó un triple sobre la bocina.

El segundo acto tuvo más golpes emotivos. Nada hace despertar a Sar como las decisiones arbitrales que no le gustan. Y durante cinco minutos no hubo personales en lado taronja. También son muy celebradas las acciones en las que un jugador se tira al suelo en busca de un balón, como sucedió con Spires, aunque no lo recuperó. Y los triples de Kostas Vasileidis ayudan. Así, con esos saltos de tensión, sumada al buen hacer en el rebote ofensivo, el Obradoiro contestó a la primera escapada del Valencia (21-30) para irse al descanso con una pequeña renta de tres puntos: 40-37.

En el tercer cuarto el cuadro santiagués sacó lo mejor de su repertorio, con Pepe Pozas magistral en la dirección. Subo encontrar o fabricar las ventajas en ataque. Con eso y con una buena defensa el Obradoiro obligó a Ponsarnau a pedir dos tiempos muertos casi seguidos, el segundo con 64-52.

Encontró la tecla. Labeyrie clavó dos triples que hicieron mucho daño y sacó momentáneamente a Pepe Pozas del partido, con un bloqueo que le costó la falta y llevó al base al banquillo sangrando por la nariz.

El último acto fue cruel con un Obradoiro que no se rindió en ningún momento. Bajó el nivel de acierto en la larga distancia, y se notó. Igual que el talonario, porque el Valencia empezó buscando a Dublejvic cada vez que se quedaba con Spires y, hacia el final del cuarto, a Wilt Thomas con Brodziansky. Anotó tres canasta seguidas, una de ellas la que puso el 72-74 a la media vuelta, al límite, bien defendida.

Empató el Obra con un rebote ofensivo de Singler, a falta de ocho segundos. Y en la última posesión Thomas fue capaz de sacar un pase por donde parecía imposible, encerrado entre tres jugadores locales. Y Van Rossom completó.

Ficha técnica.

78 Monbus Obradoiro: Pozas (7), Vasileiadis (18), Llovet (15), Obst (9) y Brodzianski (12) -equipo titular- Sabat, Stephens (5), Spires (4), Hlinason, Maxime de Zeeuw, Singler (8) y David Navarro.

81 Valencia Basket: Van Rosson (5), Abalde (7), Matt Thomas (13), Dubljevic (14) y Will Thomas (17) -equipo titular- Sergi García (3), Labeyrie (6), Tobey (4), Vives (7), San Emeterio y Doornekamp (5).

Parciales: 19-23, 21-14, 28-24 y 10-20

Árbitros: Pérez Pizarro, Vicente Bultó y Martínez Fernández.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada de la liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4.896 espectadores. Antes del choque se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas inundaciones en Mallorca. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Van Rossom castiga a un gran Obra en el último segundo