Brodziansky: «No dudé ni un segundo»

El Obradoiro confía en el potencial de un pívot capaz de desenvolverse en el poste bajo y lejos del aro

M. G.
santiago / la voz

El eslovaco Vladimir Brodziansky se incorpora a la plantilla de Sar dispuesto a darlo todo dentro del conjunto santiagués. El nuevo pívot del Obra, de 2,11 metros, firma por dos años en los que estará a las órdenes de Moncho Fernández. Arrancarán en competición oficial el próximo mes, cuando dispute la Supercopa y encare la primera jornada de la liga en la ACB.

Brodziansky se integra en la disciplina compostelana tras su paso por el baloncesto universitario americano, en las filas de los Horned Frogs de la Universidad Cristiana de Texas. En julio participó en la liga de verano de Las Vegas con los Cleveland Cavaliers. Ahora el pívot se estrena en Sar con ganas de avanzar cuanto antes: «Estoy intentando aprender lo máximo posible de mis compañeros y también de los grandes entrenadores con los que cuenta el equipo».

«Quise esperar a conocer todas las opciones y, cuando vi que era una posibilidad poder venir al Obradoiro y jugar en la Liga Endesa, no lo dudé ni un segundo», aclara el eslovaco sobre su decisión. El jugador tampoco es del todo ajeno a las competiciones españolas, ya que anteriormente había pasado por el Canarias Basket Academy. «Fue toda una oportunidad para conocer el modelo de juego de la liga nacional y a sus entrenadores, además de aportarme mucha experiencia que me serviría en Estados Unidos», comenta al respecto.

En el tiempo que lleva con el conjunto santiagués, Brodziansky advierte varias diferencias con respecto al juego universitario. «Básicamente, los entrenamientos del Obradoiro y los de la universidad difieren en que aquí estamos haciendo dos sesiones de trabajo diarias, mientras que allí era solamente una», explica el eslovaco. Añade, además, que «hay pequeños detalles, tanto ofensivos como defensivos en la forma de jugar del equipo. La idea es ir aprendiéndolos poco a poco».

En proceso de adaptación

Sobre su adaptación a las exigencias del combinado, el pívot se muestra optimista y con ganas de progresar. «Es una nueva forma de jugar, en la que puede ser un poco difícil hacerse con todos los detalles, pero tendré que aprender», explica el internacional. «Los compañeros que ya llevan aquí varias temporadas están intentando ayudar todo lo posible para que lo asimilemos rápidamente y así podamos jugar mejor», agrega.

Ahora los objetivos prioritarios de Brodziansky están claros: «Siempre que llego a un nuevo equipo intento ser un buen compañero, aportando energía y jugando duro en cada partido». Lo mismo ocurre con la versión que el pívot quiere dar a conocer en la pista: «Espero traer versatilidad al grupo, reforzando la defensa del aro, y anotar puntos en las acciones ofensivas siempre que pueda».

En septiembre el eslovaco debutará en la Liga ACB. Trabaja con ese horizonte, buscando una óptima puesta a punto: «Espero estar lo mejor preparado posible y para ello quiero entrenar mucho y conseguir así los objetivos que nos fijemos en la plantilla», declara Brodziansky.

Al propio tiempo, proclama su confianza en el trabajo de Moncho Fernández: «Es un gran entrenador, tiene muchos años de experiencia, es muy inteligente y presta atención a los detalles».

José Luis Mateo, director general del Obradoiro, explicó en el acto de presentación de Brodziansky las razones que decidieron la incorporación del pívot: «Es un interior polivalente, capaz de jugar en el poste bajo y también de amenazar con el lanzamiento. Su capacidad de trabajo, mejora física e inteligencia le auguran un recorrido ascendente. Valoramos el hecho de que nos haya esperado en la situación especial de mercado en la que nos encontrábamos. Lo fichamos para ya, pero también pensando en el medio plazo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Brodziansky: «No dudé ni un segundo»