Nick Spires llega con siete kilos más

Siguió un plan específico para ganar peso


En contra de lo que pudiera parecer, volver al trabajo después de las vacaciones de verano con siete kilos más no es consecuencia de dejadez sino de todo lo contrario. Y es lo que ha sucedido con Nick Spires, porque no es lo mismo siete kilos más que siete kilos de más.

El pívot sueco acabó la pasada campaña con un peso de unos 96 kilos y se fue con un plan de ruta para intentar ganar masa muscular. Hizo los deberes a conciencia y está ya en 103. Es uno de los siete jugadores que abrieron la ronda de reconocimientos médicos. Entre ellos, una de las caras nuevas del equipo, el pívot eslovaco Vladimir Brodziansky. Completaron la lista Pepe Pozas, Albert Sàbat, Martins Laksa, David Navarro y Nacho Llovet.

El examen incluyó una analítica, una exploración física, un electrocardiograma, un ecocardiograma y una prueba de esfuerzo. Se completará con otra prueba de esfuerzo complementaria, que se realizará en el Policlínico Matogrande, que permite medir, entre otros valores, el volumen máximo de oxígeno para calibrar el estado de forma y el margen de mejora.

Los reconocimientos médicos continuarán este viernes con tres de los fichajes: Kostas Vasileiadis, Maxime de Zeeuw y Triggvi Hlinason. Solo falta por incorporarse Ben Simons, pendiente de completar los trámites para obtener el permiso de residencia. Si no surgen complicaciones, lo más probable es que llegue a Compostela la semana próxima y se ponga a las órdenes de Moncho Fernández de inmediato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Nick Spires llega con siete kilos más