El Obradoiro confía en el potencial y el tiro del alemán Andreas Obst

Tiene 21 años, es internacional con la selección absoluta y firma por tres años

.

santiago / la voz

El Monbus Obradoiro está obligado cada temporada a arriesgar en varias de las contrataciones, a buscar jugadores a los que se les adivina un porvenir más que notable, en la confianza de poder adelantar plazos y exprimir ese potencial en Sar. En ese contexto se inscribe el primer fichaje para el nuevo curso: Andreas Obst, escolta alemán de 1,91 metros, solo 21 años y ya internacional absoluto. El acuerdo es por tres temporadas.

Pese a su juventud, es uno de los jugadores con más minutos en pista esta campaña en los Rockets Ottinger de la liga germana. El Obradoiro, que llevaba tiempo sobre su pista, no dudó en dar el paso de la contratación antes de que concluya el campeonato alemán, ya que es una pieza que estaba en el radar de varios de los equipos punteros, por sus prestaciones y por su condición de cupo.

Andreas Obst llegará a Sar la semana próxima para pasar reconocimiento médico, después de completar una notable temporada en la que ha promediado 10,9 puntos, con 42 tiros de dos convertidos sobre 83 lanzamientos (50,6 %), 77 de 202 en triples (38,1 %) y 33 de 38 tiros libres (86,8 %) en casi 28 minutos por partido. A todo ello le añadió 2,3 rebotes y 1,7 asistencias.

Pendientes de Pustovyi

En la planificación del Obradoiro 18/19 hay una incógnita que condicionará sustancialmente el plan de ruta: la continuidad o no de Pustovyi. Ha completado una temporada que lo ha puesto en el escaparate y probablemente tendrá ofertas. Pero le resta un año de contrato, por lo que una eventual salida, en el caso de que el pívot quiera cambiar de aires, pasa por un acuerdo entre clubes.

No es el caso de Matt Thomas, que salvo giro de 180 grados recalará en el Valencia. En el arranque de la temporada 17/18 firmó la renovación, pero incluyó una cláusula de salida que dejará en las arcas del club entre 50.000 y 60.000 euros. Otra pieza importante en el perímetro santiagués, Eimantas Bendzius, está también más fuera que dentro. En su caso, acaba contrato y al Obra siempre le quedará la opción del derecho de tanteo, en caso de que el internacional lituano quiera seguir en la Liga Endesa.

Thomas y Bendzius son dos ejemplos de talento que han encontrado en Sar un trampolín de despegue. Al escolta americano le ha bastado un curso. El alero lituano, en el inicio de su segundo año en Compostela, firmó una ampliación de contrato por uno más. Ahora prefiere esperar para decidir su futuro.

Con la incorporación de Andreas Obst están cubiertas nueve de las doce fichas de la primera plantilla: Pozas, Sabat, Navarro, Laksa, Corbacho, Llovet, Spires, Pustovyi y el propio Obst.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Obradoiro confía en el potencial y el tiro del alemán Andreas Obst