Aleksandar Petrovic: «Antes no podías jugar sin talento, ahora no puedes jugar sin físico»

El legendario base croata completará hoy la Ruta Portuguesa del Camino y promete visitar Sar en octubre


En su peregrinación desde Valença, Aleksandar Petrovic va sumando sorpresas. Junto con su hijo Marko, no daba crédito al entrar en Padrón y cruzarse con dos aficionados que tenían sendas camisetas del Sibenik y de la Cibona, los dos primeros equipo de él y su malogrado hermano Drazen. Este jueves encara la última etapa, desde Padrón. Sobre las 15 horas pasará por la iglesia de Conxo y el club invita a los aficionados que quieran a sumarse en ese punto para acompañarlo hasta la Catedral.

?Se acerca ya al final de El Camino acaba en Obradoiro. ¿Con qué sensaciones?

?Me preparé para este Camino, pero lo que he vivido estos cuatro días sobrepasa las expectativas. Días llenos de emociones y de cosas bonitas. Volver a hablar con Corbalán de cuando éramos rivales. Reencontrarme con Benito Doblado y Raúl Pérez, a quienes entrené en Sevilla del 95 al 97, dos referentes del Caja San Fernando, y poner en valor lo que conseguimos. Con Moncho fue como un clínic, tres horas charlando de baloncesto, del Obradoiro, de las selecciones... Este Camino acaba el jueves en Santiago. Para mí tiene algo especial, porque hace 42 años, con la selección yugoslava, ganamos allí en semifinales a la España de San Epifanio, Solozábal, Costa, Romay, Iturriaga... Y en la final a la URSS de Tkachenko, Belostenny, Tarakanov y demás. Es todo muy especial

?Y encontrarse en Padrón a un aficionado con la camiseta de la Cibona, todavía. Pero uno con la del Sibenik...

?Cuando mi madre reciba esta foto va a estar emocionada a tope. Era impensable que al acabar una etapa, en Galicia, te fueses a encontrar con la camiseta de Drazen de Sibenik y Cibona. Fue muy emotivo.

?¿Nota el cariño de la gente?

?Mucho.

?Pues muchos de esos aficionados en los años ochenta lo veían con otros ojos.

?Lo sé. Hablé mucho de eso con Corbalán. De joven tuve comportamientos que no fueron buenos, y por eso pedí perdón.

?Aquella mezcla de arrogancia y provocación, ¿salía de manera natural o era algo programado?

?Las dos cosas. Es algo que tienes dentro y, en algunos momentos, cuando ves que te da una ventaja, insistes y te aprovechas. Te ponías delante del jugador, hablabas, intentabas meterte en su cabeza porque lo que querías era ganar, evitar que el rival jugase al cien por cien. Fueron guerras épicas. Ahora echas la vista atrás y lo ves como una parte de la historia. Para mí explicar el comportamiento contra el Madrid es sencillo. Es un equipo que siempre estaba y está ahí. Ya cuando era un chaval. Acaba de ganar la Euroliga. En aquella época Cibona era un equipo pequeño que va subiendo y te ves jugando contra ellos. Para ganar al Real Madrid había que hacer algo más. Teníamos hambre para conseguir algo importante.

?¿Es muy distinto este Madrid-Fenerbahce a los Madrid-Cibona de su época?

?Sin duda. Ahora se juega muy diferente a aquella época. Mi Cibona era de un enorme talento, de un baloncesto de ataque. Ahora el baloncesto es muy físico, muy ordenado. Es el mismo deporte pero se juega de una manera muy diferente. Antes no podrías jugar sin talento o sin tiro. Ahora tú no puedes jugar si no tienes físico. Es otra cosa.

?¿Qué sabía del Obradoiro antes de empezar el Camino?

?En Croacia sigo mucho la ACB. Sábado y domingo por la mañana veo varios partidos. Rafa Luz también me ha hablado de su etapa aquí. Y desde que me invitaron a hacer el Camino, recabé más información.

?¿Qué le comentó Rafa Luz?

?Qué fue impresionante el tiempo que estuvo en Santiago, clave para su evolución como jugador y como persona.

?¿Qué imagen se va a llevar?

?Después de la cuarta ventana FIBA espero volver para poder ver algún partido en Sar del Obradoiro. Lo que conozco de estos días, el entrenador, sus ayudantes, el capitán, toda la gente que trabaja, me hace sentir muchas ganas de ver al equipo. Mi equipo, de corazón, es el Sevilla. Pero acaba de descender. Ahora voy a coger al Obradoiro como mi punto de referencia en la ACB.

?Por cierto, hablaba de que ahora el baloncesto es muy ordenado. ¿Ve en el Obra de Moncho un exponente de juego estudiado?

?Cuando lo vi le di la enhorabuena porque ahora mismo no recuerdo otro entrenador en Europa que lleve ocho años en el cargo, más dos que le quedan. Eso tiene mucho mérito. Y más todavía ver que toda la ciudad y todo el equipo aceptan la manera de hacer las cosas de Moncho. Todo el mundo, cuando llega, sabe qué se va a encontrar: trabajo, trabajo y trabajo. Y los jugadores que llegan saben que pueden mejorar y salir para ganar más dinero. Caloiaro jugó con mi hijo en la Universidad de San Francisco un año. A Bendzius lo tuve a mis órdenes. Aquí han mejorado mucho.

?¿Le llamó la atención algún jugador esta temporada?

?Thomas. Es impresionante como jugó este año. Con bloqueos directos o indirectos siempre cogía buenos tiros.

?¿Sigue la NBA?

?Prefiero ver un buen partido de ligas europeas que uno de NBA. Otra cosa es cuando comienzan los play off. Hasta ahí, es demasiado uno contra uno. En Europa puedes ver muchas más cosas tácticas.

?En todo caso, y ya que llega la final, ¿es usted más de Lebron o de Curry?

?Soy siempre de Michael Jordan, porque es más de mi época. Últimamente lo que está haciendo Lebron es impresionante. Coge un equipo, lo echa a su espalda y lo lleva muy arriba. En Golden State Warriors hay tres, cuatro, cinco jugadores o más. Mi corazón está siempre con el equipo que llega con menos posibilidades. Con Cleveland.

?Pues por ese frente lo veo ya como un obradoirista más.

?Sí, sí, creo que ya lo soy. En estos días me siento muy a gusto. Para mi es muy importante estar a gusto con las personas. Y estos días los estoy disfrutando mucho

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
7 votos
Comentarios

Aleksandar Petrovic: «Antes no podías jugar sin talento, ahora no puedes jugar sin físico»