Burgos medirá la defensa que más encaja y el ataque que menos anota

Moncho Fernández destaca que al rival le gusta jugar con muchas posesiones

.

SANTIAGO / LA VOZ

El Obradoiro tuvo que esperar casi veinte años por una resolución judicial para llegar a la ACB. El Burgos tuvo que renunciar varias veces por imperativos económicos, hasta que cambiaron las condiciones de acceso. Representan a dos ciudades que transpiran baloncesto y que perseveraron hasta llegar a la élite.

El domingo se verán las caras a las 12.30. Y se enfrentarán dos equipos muy trabajados pero que manejan ritmos distintos. Moncho Fernández subraya que el Burgos suele jugar a muchas posesiones. Y eso no solo depende de que pueda lanzar el contraataque. Si encuentra las ventajas en los primeros segundos de la posesión, no duda en tirar. Es un baloncesto de bocados frente a un juego más masticado en las filas santiaguesas. El Obradoiro es más proclive a alargar las posesiones y obligar al rival a hacer un mayor desgaste defensivo.

Fruto de esos planteamientos son las estadísticas. El Burgos presenta la defensa que más encaja, 88,17 por partido, casi once más que el Obradoiro. Pero el colectivo compostelano es el que menos anota, 75,21 puntos por encuentro, mientras que el Burgos se va a 79,50.

Sobre el papel, las opciones locales de llevarse la victoria serán más si el partido apunta a un tanteador elevado. A sensu contrario, al Obra le interesa un choque con menos ritmo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Burgos medirá la defensa que más encaja y el ataque que menos anota