Llovet: «El destino fue caprichoso, nunca me vi en una situación más difícil»

Sorprendido y dolido, quiere pasar página a las palabras de Carles Duran y centrarse ya en la visita del Barça


Si la voz es el espejo del ánimo, no hay duda de que a Llovet le dura el disgusto de una polémica que ni buscó ni entiende.

-¿Cómo tiene el cuerpo después de la sacudida emocional?

-Afectado. Estoy en Santiago, por suerte, y lo que toca es aislarse y pensar ya en el siguiente. Ha sido un fin de semana difícil.

-¿Entiende la personalización que hace Carles Duran?

-Me sorprendió. Aunque preferí no ver la rueda de prensa, obviamente me han llegado citas y titulares por todas partes. No me parece muy justo que se me criminalice o responsabilice del resultado. En un partido hay muchas acciones. Coincide que la última es determinante. No soy responsable, no soy el que decide. Ahora me debo al Obra y tenía que meter el tiro libre. Entiendo la situación del club, han pasado seguramente tiempos de mucha tensión, soy el primero que he declarado más de una vez que deseo que se salve, que arreglen el tema económico y la viabilidad.

-En un partido hay muchas acciones. ¿Recuerda los dos últimos puntos del Joventut?

-Creo que fueron dos tiros de Jordan tras una personal que me pitan en la lucha por el rebote.

-Hay un notable paralelismo con la jugada que sucede segundos después en el otro aro.

-No me meto en el terreno del arbitraje. No es fácil. En todos los partidos hay muchos contactos. Unos se pitan, otros no. Está pitada. Igual que la del final. Creo que nunca me vi en una situación más difícil, estaba temblando, seguramente ha sido la más difícil de mi carrera. El destino fue un poco caprichoso. Quiso que yo tuviese el balón que decidió.

-¿Algo que decir sobre el floping?

-No me tiro, salto para el rebote, que me queda por detrás, noto un contacto en la espalda, me desequilibro y me caigo. No decido yo si es falta. Por eso no entiendo la referencia hacia mí.

-Supongo que alguna vez habrá coincidido con Carles Duran en sus quince años en la Penya.

-En mi segundo año sénior, cuando empiezo a ir con el primer equipo, con Pepu, era mi entrenador en el Prat. Cuando él firma en Bilbao, le envié un mensaje de felicitación. Y cuando vuelve a Badalona le deseé toda la suerte, porque quiero que el Joventut se salve.

-¿Le ha llamado después?

-No.

-Cambio de tercio. ¿Tuvo oportunidad de ver el Burgos-Barcelona?

-La verdad es que el domingo intenté desconectar. Quedé con Pepe, que me ayudó a salir un poco de casa y hablar, porque coincide que estoy solo estos días.

-Se buscó un buen apoyo.

-Oír tonterías y el humor andaluz ayuda a levantar el ánimo.

-Viene el Barça de Pesic, el mismo que el de Sito Alonso pero con otra cara.

-Es el tema de las dinámicas en nuestro deporte. Ahora están en una buena, incluso después de sufrir en Burgos. Será un rival sin duda complicado.

-¿Con once victorias en el haber se encara el partido con tranquilidad añadida?

-Creo que hay que disfrutarlo. El equipo no se conforma. Es ambicioso. Si hemos podido llegar hasta aquí, ¿por qué no más lejos? Si se puede ganar este fin de semana, mejor.

-¿Cómo?

-Intentando llevar el partido a nuestro terreno, siendo cuidadosos con el balón, no dejándoles correr, teniendo acierto...

-Termino volviendo al principio. Nunca choveu que non escampara. ¿Lo entiende?

-Sí, seguro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Llovet: «El destino fue caprichoso, nunca me vi en una situación más difícil»