Thomas despejará la ecuación de su reaparición en Badalona

Moncho Fernández se muestra «más optimista que hace una semana»


Matt Thomas despejará en Badalona la ecuación de la que depende su vuelta a las canchas, con dos variables que determinarán la resolución: las sensaciones y el criterio médico. Todavía nota dolor en el dedo en el que sufrió la fisura, pero cada vez irá realizando más trabajo con el grupo. Y, por otra parte, tiene el visto bueno para jugar pero asumiendo que siempre habrá un riesgo algo mayor de sufrir un percance. El equipo se ejercitará hoy antes de partir de viaje hacia tierras catalanas. El sábado por la mañana todavía realizará una última sesión de trabajo. Y será entonces cuando haya una decisión sobre su participación o no en el partido de la tarde, a las 20.30, ante el Joventut. «Soy más optimista que hace una semana», apostilló Moncho Fernández.

El resto de los compañeros, a expensas de lo que pueda suceder en los entrenamientos previos a la contienda, están preparados para afrontar el partido. Los procesos gripales que afectaron a Pustovyi y Radovic después de la segunda de las ventanas FIBA, y la semana pasada a Martins Laksa, están ya superados.

Moncho Fernández no se fía de la condición de colista de la Penya, y no por temor a que ese dato puede llevar a la relajación o a un exceso de confianza de sus discípulos. Advierte de que enfrente el Obradoiro tendrá un equipo que lucha por evitar el descenso, que atraviesa una situación económica delicada, y que esas circunstancias pueden actuar como acicate.

Dibuja un perfil muy dinámico del baloncesto verdinegro, el de un equipo que despliega una gran actividad defensiva y que, siempre que puede, busca las transiciones rápidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Thomas despejará la ecuación de su reaparición en Badalona