El Obradoiro recela de un Gran Canaria cansado y herido

Thomas viajó con el equipo pero mantendrá el cartel de duda hasta última hora


Probablemente el mayor de todos los alicientes de la Liga Endesa es que cualquier equipo le puede ganar a cualquiera. Y esa es la baza que intentará jugar el Monbus Obradoiro esta tarde en su visita al Herbalife Gran Canaria (Movistar TV, canal 195, 20 horas). Ya lo hizo, con éxito, en la primera vuelta en Sar. Ahora el grado de dificultad se multiplica, porque el equipo de Luis Casimiro solo ha perdido un partido de liga ante su público.

Por presupuesto, la diferencia es sustancial: 2,8 millones de euros el club compostelano, 8,15 el insular. Solo la aportación del Cabildo (3,2 millones, el doble de la que destina a la Unión Deportiva Las Palmas) es superior a todo lo que consigue generar el Obradoiro.

En el partido de la primera vuelta, en Sar, Eriksson se lesionó en el transcurso de la contienda. Esta vez está fuera de combate. Se dañó una mano en el encuentro de la selección sueca ante Turquía. También está en el dique seco Oriol Paulí. Y fue cortado McKissic. Por contra, han recalado en la disciplina amarilla el base Radicevic, procedente del Estrella Roja (Euroliga) y el alero argentino Brussino, que llegó desde los Hawks de Atlanta.

El Obradoiro intentará repetir el guion de Sar, cuando consiguió dejar al conjunto insular, que promedia más de 85 puntos por partido, en solo 65. No lo tendrá fácil, ya que se encontrará con un rival con ganas de resarcirse de la eliminación en la Eurocup. Le espera un adversario cansado y herido, que el martes perdió en Krasnodar un partido que dominó durante 38 minutos, y que el viernes se vio superado de nuevo por el Lokomotiv Kuban.

Pero, como recordó Moncho Fernández antes de viajar, el contexto es similar al de hace un año. Entonces venía de perder con el Hapoel Jerusalén. Y arrolló al conjunto santiagués, sin apenas tiempo para recuperarse y preparar el partido. Además, en esta ocasión viene de ganar sus últimos cuatro encuentros en la Liga Endesa. El de la semana pasada, ante el Valencia.

Matt Thomas, que se recupera de una fisura en el dedo meñique de la mano derecha, viajó con el equipo. Pero durante la semana no pudo realizar todo el trabajo del grupo, para proteger la zona dañada. El máximo anotador del Obradoiro será duda hasta ultima hora, con pocas opciones de jugar.

El partido del Gran Canaria Arena será el que cierre la vigesimosegunda jornada de la Liga Endesa, con el arbitraje de Hierrezuelo, Caballero y Torres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Obradoiro recela de un Gran Canaria cansado y herido