Corbacho saboreó su partido 200: «La victoria se quedó en Sar»

Apunta que el parón vendrá bien para «descansar la cabeza y las piernas»

.

santiago / la voz

El Obradoiro-Murcia fue una contienda especial para dos de sus protagonistas, uno por bando. Alberto Corbacho cumplió doscientos partidos con la camiseta del conjunto santiagués mientras que para el visitante Antelo fue el primer encuentro de este curso en la Liga Endesa, tras dejar atrás una grave lesión. Cada uno se llevó su ovación de Sar.

El alero balear recordará la cita por sus connotaciones bicentenarias. Le faltó que alguno de sus dos ensayos triples pasase por la red. En todo caso, se fue con muy buen sabor de boca: «Ha sido perfecto. La victoria se quedó en Sar, el equipo trabajó súper duro. Fue un choque muy complicado y, en el último suspiro, una genialidad de Matt, a quien sufro cada día en los entrenamientos, nos ha dado el triunfo».

El partido no dio tregua. Y en algún momento se vio a Corbacho arengando a pie de pista: «Ninguno de los dos equipos conseguía escaparse en el marcador. Hubo una prórroga, a la que quizás llegamos por nuestros errores. Si hubiésemos sido un poquito más contundentes, el partido era nuestro. Al final, trabajo duro. Cada encuentro es muy complicado. Esta vez nos ha tocado cara».

Como sucedió con la primera de las ventanas FIBA, el parón le llega al Obradoiro en un buen momento. Corbacho lo relativiza: «Ya sabíamos que tocaba así. Estábamos mentalizados, había que ganar y lo conseguimos. Ahora a descansar un poquito la cabeza y las piernas, con tiempo suficiente para preparar el próximo partido y volver con más energía».

Se le va a hacer un poco raro, porque nunca antes había coincidido un tramo de tres semanas sin competición en mitad de la campaña: «Ni en Navidades. Es así. Puede venir bien para desconectar antes del último tramo de temporada, con la mentalidad puesta en seguir creciendo».

Votación
7 votos
Comentarios

Corbacho saboreó su partido 200: «La victoria se quedó en Sar»