La Copa está cada vez más lejos

El Obradoiro ya no está entre los ocho mejores de la Liga Endesa después de sus cinco derrotas de diciembre

.

SANTIAGO / LA VOZ

El 2017 no pudo acabar peor para el Obradoiro, que en diciembre perdió los cinco partidos que disputó. El conjunto de Moncho Fernández, que en noviembre tenía la Copa del Rey al alcance de la mano, se alejó ahora de un objetivo que estaba ilusionando a la afición. Los obradoiristas cayeron en sus últimos cinco compromisos y su ventaja con respecto a sus más inmediatos perseguidores ya se quedó en nada. El Obra no está entre los ocho mejores de la Liga Endesa, lo que complica seriamente su clasificación para el torneo del k.o.

De todos modos, el cinco compostelano todavía tiene opciones de sacar el pasaporte para Canarias. Con siete victorias y siete derrotas, el Obra peleará hasta el final con Unicaja, su próximo adversario en Málaga; Andorra y Murcia, que en las dos últimas semanas rebasaron al cuadro de Moncho Fernández. A pesar de los últimos contratiempos, ni los más optimistas se hubiesen imaginado un escenario así antes de comenzar el curso.

La gran intensidad defensiva que tantas alegrías le dio al Obra en el primer cuarto de la competición flojeó en las semanas más recientes. En la octava jornada, con seis triunfos y dos derrotas (6-2), el Obra tenía la segunda mejor defensa (72,87 de media) por detrás del Estudiantes. En la novena jornada (7-2), con un resumen idéntico a Valencia, Barcelona y Fuenlabrada, ya presumían los gallegos de tener la mejor defensa tras la victoria en Sar sobre el Tenerife. Era noviembre y firmaban un promedio de 71,88 en defensa y 73,88 en ataque.

Balance

Ahora, cinco partidos más tarde, el Obra mejoró sus estadísticas ofensivas, pero sus números en defensa nada se parecen a los que le convirtieron junto con el Fuenlabrada en el equipo revelación de la temporada. Con un 7-7 en el casillero de victorias y derrotas, los obradoiristas ya tienen por delante al menos seis defensas con mejor balance. Del 71,88 de la novena jornada pasó al 77,78 de la actual.

En ataque tampoco estuvo muy acertado el cinco que prepara el técnico de Pontepedriña en las citas más recientes, pues pasó del 52 % en triples frente al Real Madrid (17 de 33) al 22 % contra el Estudiantes (4 convertidos de 18 intentos) y al 20 % ante el Andorra (5 de 25).

En diciembre, el Obra cayó ante Baskonia (85-78) y Real Madrid (93-102), dos resultados que entran dentro de la lógica. Sin embargo, en sus otros tres compromisos los de Moncho Fernández tenían depositadas grandes esperanzas. En su visita a la cancha del colista, el Obra sufrió su primer gran revés. Los andaluces se anotaron su primer triunfo del curso a costa de un rival que desapareció durante unos pocos minutos y que ya no tuvo opción de recuperarse (83-77). Después, derrota en la cancha del Estudiantes (95-67), en donde nunca ganó el Obra, y traspiés en Sar ante el Andorra (65-77) en la última cita del 2017.

El cinco gallego tendrá tres finales en enero (Unicaja, Gipuzkoa y Bilbao) para intentar alcanzar un objetivo que en ningún momento le quitó el sueño a los integrantes del vestuario. Sin embargo, lo tuvieron tan cerca en noviembre que ya parecía que le habían tomado el pulso a este reto tan ambicioso.

El capitán del equipo, Pepe Pozas, quiere cambiar de forma radical esta mala dinámica de resultados para seguir luchando por ser uno de los equipos que esté en el sorteo de la próxima Copa del Rey. El malagueño, que vuelve a casa este sábado para enfrentarse a su exequipo, recuerda que el Obra saldrá a competir en Málaga y a pelear con la intención de lograr la victoria y mantener las opciones de estar en Canarias. Pozas regresó después de un pequeño descanso de fin de año con las pilas cargadas y con la intención de recuperar las buenas sensaciones.

Votación
3 votos
Comentarios

La Copa está cada vez más lejos