Corbacho: «Este Obradoiro tiene mucho talento y descaro»

«Hasta ahora se sufrió mucho, pero ya toca volver a sonreír», comenta el alero de los triples imposibles

.

SANTIAGO / LA VOZ

Alberto Corbacho (Palma de Mallorca, 01/10/1984) ya está de vuelta. Volvió a vestirse de corto 11 meses y 1 semana después de su lesión. El jugador obradoirista lleva casi un año lejos de las pistas de básquet, aunque él contó día a día su ausencia. «Volveré a jugar un partido oficial casi 365 días después de mi lesión», prefiere señalar el balear. Corbacho, el hombre más querido por la grada de Sar, tiene un gran objetivo en mente: «Volver al cien por ciento y empezar a levantar al público de sus asientos». El mismo día en el que cumplió 32 años, enfrentándose en la jornada del estreno liguero al Baskonia, se rompió. Fue el peor regalo de cumpleaños de su vida. «Es un día que se quedará grabado para siempre. Era la primera jornada de liga, me enfrentaba a mi exequipo, era mi regreso a Sar con la camiseta del Obradoiro y era el día de mi cumpleaños. Una fecha, la de ese año, para olvidar. Ahora, toca intentar disfrutar y volver a jugar al baloncesto lo mejor posible», explica el mallorquín, para quien este nuevo Obradoiro tiene «mucho talento y descaro».

?¿Cómo se siente después de casi un año sin jugar?

?Muy contento por volver a una cancha y jugar con mi equipo. Contento porque las sensaciones fueron muy buenas después de tantos meses

?¿Al principio se hablaba de seis meses?

?Eso del tiempo es muy relativo con las lesiones. Teóricamente quizás sí eran seis meses, pero estamos hablando de deportistas de élite y el tiempo se alarga un poquito más. Tuve el alta médica a los seis meses, pero el alta de competición no pudo ser. Físicamente no estaba para acabar la temporada pasada.

?¿Ya tenía asumido que no iba a llegar para despedir el curso?

?Viendo el trabajo que realicé durante todo el verano, está claro que no podía llegar al tramo final de la temporada. Pasó todo el verano y todavía no estoy al cien por ciento. Ya trabajo con cierta normalidad, pero queda mucho camino por delante.

?¿Cuánto falta para el regreso del Corbacho que toda la afición espera?

?Tengo que ponerme en forma y recuperar toda la confianza. Debo volver al nivel físico de antes y que sienta la rodilla como antes de la lesión.

?¿Que pasó por su cabeza durante todo este tiempo?

?Después de mi paso por el Baskonia regresé a Santiago con mucha ilusión y con muchas ganas, pero todo se truncó con una lesión muy grave. Durante la recuperación hay momentos buenos y malos, altibajos. Por suerte, la recuperación siguió su curso normal. Se hizo todo muy bien y estoy contento con su evolución.

?¿En algún momento pensó en arrojar la toalla?

?Se pasa mal, sobre todo cuando estás en la grada sin poder ayudar a tus compañeros. La lesión fue muy grave y la recuperación se hizo muy dura. Te das cuenta que falta mucho tiempo para volver a la normalidad y eso desmoraliza un poco. Hasta ahora se sufrió mucho, pero ya toca volver a sonreír. Hay que mirar siempre el lado positivo de las cosas. Durante este tiempo valoras realmente a la gente que te quiere y te da ánimos. Eso te ayuda a trabajar cada día. Ahora me toca a mi devolverles todo ese cariño y ese apoyo con mi esfuerzo y rendimiento en la pista.

?Se lesionó el día en que cumplió 32 años, una edad peligrosa para una lesión de tanta gravedad, ¿no?

?Cuando eres más joven se recupera uno mucho mejor y se olvida antes el dolor. Pero yo no pienso en la edad. Solo estoy centrado en volver al cien por ciento, en forma y con un buen ritmo de juego. Estuve casi 365 días sin poder jugar.

?Usted habla de días y no habla de un año, ¿por qué?

?Todo esto fue muy largo. Sucedió en la primera jornada de la liga pasada. Ahora ya vamos a empezar otra liga y se cumplirá un año exacto sin jugar. Es, realmente, muy duro. Por eso se cuentan los días.

?Cuando se lesionó, el equipo sufrió un gran trauma.

?Yo estaba en el hospital, pero sí me contaron después que en ese partido el equipo se quedó tocado, se quedó bloqueado, como sucedió recientemente en el Real Madrid con la lesión de Sergio Llull. Ya se veía que era una lesión grave y en esos momentos de incertidumbre se te pasan demasiadas cosas por la cabeza.

Votación
12 votos

Corbacho: «Este Obradoiro tiene mucho talento y descaro»