La Voz / Santiago

El Obradoiro sobrevivió a la locura y a una prórroga que nunca debió haber concedido ante un peleóbn Bilbao Básket. Pero rescató un triunfo que puede valer oro en la lucha por la permanencia (93-89).

El Obradoiro aguantó el tipo en un primer cuarto áspero en el que se vio obligado a ir a rueda del Bilbao a golpe de riñón, por las pérdidas de balón y por la falta de tiro exterior. Se mantuvo cerca apretando los dientes y con los tiros libres. Y consiguió cerrar el acto con empate a 17.

La siguientes diez minutos fueron de lo mejor de la temporada en Sar. Arrancaron con un triple de Kostas Vasileiadis muy celebrado por la grada y un palmeo de raza de Kolesnikov. Y tras poner Mumbrú el 24-23 con un tiro libre llegaron cuatro triples locales del tirón: Brown, Bendzius, Caloiaro y otra vez Bendzius. Y luego un doble de Haws, para un parcial 14-0. De ahí hasta el descanso el Bilbao buscó con ahínco a Mumbrú, pero el Obra no dejó de defender y producir para llegar al intermedio con un 49-28.

Quienes pensasen que el partido estaba ya virtualmente resuelto, tardaron cuatro minutos en salir de su error. De vuelta de los vestuarios el conjunto de Sito Alonso clavó un par de triples y un par de dobles, cargó bien el rebote ofensivo, forzó pérdidas de balón y obligó a Moncho Fernández a pedir tiempo muerto.

Al Obradoiro se le habían acabado los triples y dejaba demasiados agujeros atrás. Pero consiguió frenar la hemorragia. Y cerró el cuarto con un 63-47 que no era mal resultado visto el discurrir de esos diez minutos.

Pero aún quedaba lo peor. A golpe de triple, el Bilbao recortó y forzó la prórroga, después de que los árbitros no concediesen una última canasta de Kolesnikov tras consultar el instant replay. Fue como una lenta agonía, limando punto a punto hasta igualar con un par de triples en los últimos 35 segundos

En la prórroga emergió otra vez el mejor Obra y la dominó de cabo a rabo. Arrancó con dos triples seguidos de Bendzius, recuperó el mejor tono defensivo y esta vez sentenció en un Sar enardecido, que no dejó de empujar.

93-Rio Natura Monbus Obradoiro (17+32+14+14+16): Donnie McGrath (9), Tyler Haws (10), Eimantas Bendzius (22), Angelo Caloiaro (16), Aleks Maric (2) -cinco inicial-, Juanjo Triguero (6), Alec Brown (6), Evgeny Kolesnikov (5), Santi Yusta (2), Kostas Vasileiadis (7) y Pepe Pozas (8)

89-Dominion Bilbao Basket (17+11+19+30+12): Clevin Hannah (15), Dairis Bertans (18), Álex Mumbrú (21) Axel Hervelle (5), Georgios Bogris (6) y-cinco inicial-, Alex Ruoff (6), Tobias Borg (-), Marko Todorovic (5), Mirza Begic (2), Raúl López (8) y Álex Suárez (3).

Árbitros: Antonio Conde, Carlos Sánchez Montserrat y Andrés Fernández. Eliminaron por acumulación de cinco faltas al local Yusta y a los visitantes Ruoff y Mumbrú.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

El Obradoiro sobrevive a la locura