Primero fueron los ataques de lobo y ahora los jabalíes se ceban con los jardines de Xove

En el Concello estudian colocar cierres para limitar su acceso


XOVE / LA VOZ

Las quejas por avistamientos o ataques del lobo al ganado se han repetido en las últimas semanas en el concello de Xove. El que trascendiera que habían matado dos ovejas al lado de la iglesia de San Bartolo, en pleno centro, avivó quizás más las críticas vecinales. Hay posturas enfrentadas por esta situación e incluso colectivos como Ecologistas en Acción Galiza y Petón do Lobo solicitaron a las autoridades competentes la paralización de una batida prevista para el 30 de agosto.

Por si este asunto no generara de por si suficiente polémica, en los últimos días se han intensificado los destrozos causados por jabalíes en los jardines y parque municipales de Xove, situados también en el casco urbano, junto al Ayuntamiento.

«Levamos unha tempada que case veñen a diario. É unha manada, duns sete ou oito, e parece que non lle teñen medo á xente porque unha destas noites pasadas houbo xente que os botou fóra e volveron máis tarde», explica el regidor Demetrio Salgueiro, que asegura que para evitar estos ataques desde el Concello estudian instalar un cierre de la zona ajardinada: «A ver se así dera resultado. É unha pena porque son uns xardíns que sempre temos moi coidados e os danos son practicamente a diario». El regidor asegura que no es el primer año que registran estos ataques, pero insiste en que ahora se repiten con más frecuencia y tienen confirmado que hay varias manadas. Además de con los jardines municipales también se cebaron con alguno privado y entraron en alguna huerta.

Hace dos años hubo que reforzar la valla de seguridad del corredor a su paso por Xove, donde se registraron varios accidentes al acceder jabalíes al vial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Primero fueron los ataques de lobo y ahora los jabalíes se ceban con los jardines de Xove