Cinco paisajes de Lugo para disfrutar y sentir el otoño

O Courel: rutas y lugares en los que se acentúa el cambio de estación

En los últimos días, el ambiente se ha transformado. El frío empieza a apremiar y llega el momento de hacer el cambio de armario como acto previo para sobrevivir al último trimestre del año. El otoño, que empezó el pasado 22 de septiembre, trae consigo temperaturas más bajas, y teñirá la provincia de una gama cromática repleta de marrones, verdes y azules. Por el momento, aún es posible pasear por las playas de la costa de Lugo —eso sí, con una sudadera— o disfrutar de un paseo por la Muralla. Sin embargo, la nueva temporada es una oportunidad perfecta para disfrutar de parajes naturales esparcidos por la provincia que se transforman con la llegada del otoño.

viveiro

Souto da Retorta. También conocido como eucaliptal de Chavín, cerca de Viveiro está uno de los ejemplares más imponentes de todo el país. Plantado en 1880, este eucalipto contabiliza más de 67 metros de altura y 10 de perímetro. Una ruta posibilita conocer el entorno y es perfecta para los meses de otoño, en los que es más fácil caminar sin el calor sofocante de los días del verano. Desde Calvoso (Viveiro) y a los márgenes del río Landro es posible llegar hasta este souto para conocer al abuelo de todos los eucaliptos.

os ancares

Pallozas de Piornedo, en Os Ancares
Pallozas de Piornedo, en Os Ancares

Piornedo. Visitar Os Ancares es una buena idea todos los días del año, pero sin duda el otoño confiere un toque distinto a las pallozas de Piornedo, una aldea situada a más de 1.000 metros de altitud. Este lugar se esconde en la parroquia de Donís y en él es posible visitar un museo o comer en uno de los establecimientos auténticos que aún sobreviven en la montaña de Lugo. Una excursión es la mejor idea como visita previa a la temporada de nieve y es que los marrones y naranjas conquistan el entorno para dejar una estampa de película.

a fonsagrada

Seimeira de Vilagocende, en A Fonsagrada
Seimeira de Vilagocende, en A Fonsagrada

Seimeira de Vilagocende. La ruta empieza antes de llegar a Vilagocende y pasa por una imponente seimeira de 54 metros de altitud. Hay carteles explicativos que permiten llegar hasta esta joya escondida en la montaña fonsagradina y que es la más alta de toda Galicia. El otoño va camino de transformar el trayecto hacia la cascada con una alfombra de hojas y un ambiente envolvente e idílico para desconectar del ruido mundanal y vivir en primera línea los cambios de estación. Además, este bosque de ribera se presta a hacer el recorrido con toda la familia.

ribeira sacra

Vendimia en la Ribeira Sacra hace unos días
Vendimia en la Ribeira Sacra hace unos días

Miradores hacia el infinito. La Ribeira Sacra vive ahora una explosión de colores como antesala de este otoño, un espectáculo cromático con distintos tonos que cubre las viñas y crea un paraje espectacular. Empieza también la temporada de setas y es que las temperaturas permiten disfrutar de los bosques y de las prospecciones arqueológicas que se expanden por la Ribeira.

o courel

La Devesa da Rogueira en otoño
La Devesa da Rogueira en otoño

Devesa da Rogueira. Corzos, martas, garduñas y lobos conviven en un bosque de tipo atlántico que se posiciona como una joya capaz de resistir al paso del tiempo. Con distintos itinerarios, la Devesa es una opción perfecta para disfrutar de unas vistas panorámicas al otoño, con una perspectiva única e imponente.

Votación
19 votos
Comentarios

Cinco paisajes de Lugo para disfrutar y sentir el otoño