Centros de actividades físicas alzan la voz contra restricciones máximas

y. garcia VIVEIRO/LA VOZ

VIVEIRO

XAIME RAMALLAL

Los interiores de gimnasios o locales de yoga están cerrados en Burela, Viveiro y Foz

03 ago 2021 . Actualizado a las 14:26 h.

Que un concello esté en nivel máximo de restricciones por el covid (en A Mariña actualmente Viveiro, Burela y Foz) obliga al cumplimiento, tal y como recoge el DOG, de un paquete de medidas que «prohíbe calquer actividad física ou de deporte non federada en interior obrigando ao peche de ximnasios, centros deportivos, centros e escolas de pilates e ioga e calquer tipo de ensinanza física non formativa», indican fuentes del propio sector.

Desde los más afectados por dicha norma en la comarca se ha convocado, ante medidas tan estrictas en las que se ven inmersos por orden de la Xunta, «equiparados ao ocio nocturno» y «discriminados» dicen con respecto a otros sectores, una protesta el miércoles 4 a las 12.00 en Foz, frente a la Casa do Concello. Enfatizando en un manifiesto que los contagios son «ínfimos» en dichos centros y que «no noso ADN vai implícito o fomento da saúde e o autocoidado», reclaman «de forma inmediata que se nos deixe traballar». Y sobre todo después de llevar a cabo, defienden, «grandes esforzos para adaptar os nosos centros á normativa e que sexan lugares seguros para a práctica». Se preguntan, a su vez, si un monitor «é máis contaxioso que un médico, un fisioterapeuta, un camareiro, un caixeiro...» y «que digan se é máis perigoso que ir a un centro comercial ateigado de xente ou a tomar unhas cañas». «En que se basan para pechar as actividades?», preguntan finalmente al Gobierno gallego.

Recuerdan que el pasado día 29 de julio, COLEF Galicia y otras entidades, a través de la Plataforma Galega pola Defensa da Actividade Física e o Deporte, emitieron un comunicado tildando las restricciones máximas que les afectan de «incongruentes, inxustas e discriminatorias».