Detenido por intentar agredir a policías que lo pillaron bebiendo en un bar de Viveiro durante el toque de queda

Multas para él y otros dos clientes, así como para el local donde consumían a las 23.40 horas

Foto de archivo de coches patrulla de la policía local y la nacional en Viveiro
Foto de archivo de coches patrulla de la policía local y la nacional en Viveiro

VIVEIRO/ LA VOZ

Alrededor de las 23.40 horas de este martes, en una de las acciones de control coordinadas entre la Policía Nacional de Viveiro y la Policía Local de Viveiro, detectaron tres clientes bebiendo en la terraza de un bar. Por saltarse el toque de queda que impide estar en la vía pública a partir de las 23 horas, cuando los locales hosteleros deben cerrar, los policías los identificaron. Uno «se encaró a la patrulla policial, intentando agredir a uno de los agentes, que consiguió reducirlo sin otras consecuencias», explican las fuerzas de seguridad.

Aun así, por «no cesar en su actitud agresiva y amenazante hacia los policías», acabaron deteniéndolo, trasladándolo a la Comisaría de la Policía Nacional, donde pasó la noche. Esta mañana compareció en el Juzgado, donde lo dejaron en libertad con cargos. Tanto él como sus dos acompañantes, prosigue el comunicado oficial, serán propuestos para sanción administrativa por infracción del toque de queda, mientras que el establecimiento lo será por infracción del horario de cierre. 

Los tres clientes y el local hostelero fueron sorprendidos porque desde el 28 de noviembre la Policía Nacional y la Policía Local de Viveiro han reforzado la vigilancia, en previsión de incidentes por el toque de queda y botellones, control que refuerzan estos días, en los momentos previos a las celebraciones familiares. 

.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Detenido por intentar agredir a policías que lo pillaron bebiendo en un bar de Viveiro durante el toque de queda