Compás de espera tras el cisma en el Centro Comercial Histórico de Viveiro

Acaba el plazo para optar al relevo de la directiva que dimitió de modo irrevocable

A final del 2017, Dolores Pérez, presidenta que dimite, coincidió, como secretaria del CCH, en un acto con quien la critica, Ánxel Vázquez, en aquel momento presidente de la federación mariñana de comercio
A final del 2017, Dolores Pérez, presidenta que dimite, coincidió, como secretaria del CCH, en un acto con quien la critica, Ánxel Vázquez, en aquel momento presidente de la federación mariñana de comercio

viveiro / la voz

La directiva del Centro Comercial Histórico (CCH) de Viveiro comunicaba su dimisión a los alrededor de 140 socios mediante una carta fechada el día 10, cuando anunciaba que cesaría «en bloque» a partir del 1 de diciembre y declaraba «abierto el plazo para la presentación de candidaturas». En un comunicado de prensa emitido el día 16, precisaba que la renuncia es «irrevocable», aclarando además que los aspirantes a relevarla tenían «sete días» para formalizar candidatura. Acaban este lunes, incluido, pero hasta el sábado no se había recibido ninguna, aseguran fuentes de la asociación.

Continúa, por tanto, el compás de espera abierto tras el cisma desencadenado a principios de mes, cuando «30 dos 103 comercios asociados» organizaron una campaña que la directiva había decidido posponer, el Shopping Weekend. Por la pandemia, alegó «motivos sanitarios», tras consultar «coas autoridades competentes e recibir a recomendación de non celebrar», además de «razóns de índole económica» porque estaba programada para los días 6 y 7, viernes y sábado. El 6 la Xunta anunció que desde el 7 endurecía las restricciones con el cierre perimetral de Viveiro y de su hostelería, además de rebajar el aforo del comercio al 50 %.

A esos argumentos de la directiva respondió el día 19 un asociado, expresidente y exdirectivo del CCH, quien los cuestionó y rebatió con dureza, criticando a la presidenta y emplazándola a «rendir cuentas ante sus socios».

Con la hostelería cerrada y las calles semivacías por las restricciones, las desavenencias en la mayor asociación empresarial de Viveiro han hecho aflorar llamadas a la unidad para afrontar del mejor modo posible los mazazos económicos de la pandemia.

La directiva que se va se constituyó a mediados de noviembre del año pasado, asumiendo la presidencia quien había sido secretaria en la anterior. Esta había iniciado mandato a finales de octubre del 2017. Relevaron a un equipo que, alternando cargos y miembros, estuvo al frente del CCH desde el 2011 hasta el 2017.

Según los estatutos de esa organización, si se presenta una candidatura que cumple los requisitos y no tiene rival, queda proclamada por dos años. Al menos así sucedió otras veces. Queda por ver qué pasará ahora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Compás de espera tras el cisma en el Centro Comercial Histórico de Viveiro