Los Iglesias Escourido, siete hermanos de Viveiro presos en el campo de concentración de Arnao

Los 2.141 presos y el chantaje a familiares y amigos de los huidos

Jesús Iglesias Escourido (Tizón), Evaristo Candela y Francisco Gómez. Foto Carlos Parrado. Archivo Martín Fernández
Jesús Iglesias Escourido (Tizón), Evaristo Candela y Francisco Gómez. Foto Carlos Parrado. Archivo Martín Fernández

No mataron, no robaron, no violaron. No infringieron ninguna ley ni perpetraron fechorías. Pero 2.141 personas fueron encerradas, entre 1939 y 1943, en el campo de concentración de Arnao (Figueiras-Asturias) por el mayor de los delitos que, en aquel tiempo infame, se podía cometer: ser familiar o amigo de algún huido que se echó al monte para defender la legalidad y el gobierno legítimo, y luchar contra quienes dieron un cruento golpe de Estado para quebrar la Ley y la voluntad popular. El mundo se volvió al revés. Y las nuevas “autoridades” secuestraron familias enteras y las sometieron a un implacable chantaje emocional para que delataran a sus seres queridos. Los siete hermanos Iglesias Escourido, de Viveiro, fueron una de ellas. Tenían un pecado original: su hermano Jesús, O Tizón, era un guerrillero, un fuxido de sona…

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Los Iglesias Escourido, siete hermanos de Viveiro presos en el campo de concentración de Arnao