Escándalo en Viveiro por otro gran vertido del emisario roto en Celeiro

La marea arrastró hacia Covas una mancha de aguas residuales y restos fecales

Minutos después de las diez de la mañana de este jueves, el emisario esparció restos fecales en la dársena celeirense
Minutos después de las diez de la mañana de este jueves, el emisario esparció restos fecales en la dársena celeirense

VIVEIRO/ LA VOZ

Se repite desde hace años sin que nadie lo remedie y aún sin fechas para resolverlo. Si coincide bajamar puede percibirse con tanta nitidez como este jueves por la mañana, cuando los vertidos del emisario roto en la dársena de Celeiro volvieron a llamar la atención por la gran cantidad de restos fecales y aguas residuales sin depurar que esparcía. Escandalizó a quienes vieron un vertido que se notó especialmente en torno a las diez, frente al espigón del muelle sur. Alrededor de mediodía la marea arrastraba la mancha contaminante hacia la playa de Covas.

Rondaban las once de la mañana de este jueves cuando la dársena celeirense presentaba este aspecto por los vertidos del emisario roto
Rondaban las once de la mañana de este jueves cuando la dársena celeirense presentaba este aspecto por los vertidos del emisario roto

Testigos que la vieron aflorando en el puerto y la siguieron la documentaron con fotografías y vídeos. Vecinos, cargos políticos y sector pesquero llevan años denunciando un problema medioambiental cuyas consecuencias se notan, por ejemplo, en la playa de Celeiro, donde el Concello recomienda no bañarse porque las últimas analíticas detectaron polución.

Minutos después de las diez de la mañana de este jueves, el emisario esparció restos fecales en la dársena celeirense
Minutos después de las diez de la mañana de este jueves, el emisario esparció restos fecales en la dársena celeirense

El problema se remonta alrededor del año 2002, cuando se comprobó que el emisario que conduce las aguas residuales de Celeiro al mar se había fracturado en la dársena. A medida que pasaron los años la cañería rota fue aflorando a la superficie y la contaminación se hizo más visible.

Empezaba el siglo XXI cuando la Unión Europea (UE) emplazó a los Estados miembro a garantizar el saneamiento de los vertidos en poblaciones de más de 15.000 habitantes. A mediados de 2010, la UE denunció a España ante el Tribunal de Justicia Europeo por incumplir esa obligación en localidades como Viveiro, entre otras. A finales de 2018, el emisario que lanza aguas sin depurar en Celeiro lo incluyó el Seprona en una operación internacional de la Interpol sobre delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales. Desde 2016 la Xunta reconoce que en la dársena celeirense hay un vertido «con presenza constatada de emisións contaminantes».

Anuncios, cruces de acusaciones entre el Concello de Viveiro y la Xunta, así como cambios de proyectos y de plazos a lo largo de los años, han dado lugar a una ceremonia de la confusión sobre el saneamiento de la ría viveirense.Con dinero aportado en un 80 % por el Fondo Europeo de Desenvolvemento Rexional (Feder), y el resto por el Estado y por la Xunta, Augas de Galicia ha diseñado dos proyectos. 

Ese departamento de la Consellería de Infraestruturas ha adjudicado y contratado uno, el de ampliación y mejora de la depuradora de Viveiro. Por cerca de 3 millones de euros, lo hará Espina & Delfin. Dispone de 18 meses y el objetivo es iniciarlo este verano. Desde Augas explican que aumentará la capacidad y perfeccionará el grado de depuración previo al emisario de todas las aguas residuales del municipio, incluidas las de Celeiro. Cuando rematen las obras, se tratarán todas las del ayuntamiento. Las de Celeiro, las que vierte el emisario roto en la dársena, no reciben ningún tratamiento.

Según Augas, «esta ampliación de la capacidad y mejora del funcionamiento de la EDAR (estación depuradora de aguas residuales) de Viveiro contribuirá a obtener una mejora significativa de la calidad del agua de la ría, que se traducirá, también, en el resultado de las analíticas sanitarias que presentan playas como la de Celeiro».

La Xunta ultima el otro proyecto, el de saneamiento de Celeiro y mejora de la conducción de vertido de la depuradora. Incluye la ejecución de un nuevo emisario, de 858 metros de longitud, y la retirada del antiguo, el que contamina la dársena celeirense. Además incorpora un nuevo tanque de tormentas y la mejora de la capacidad de bombeo de Celeiro. El presupuestos ronda los 3,5 millones de euros, pero todavía no hay fecha para las obras.

Desde Infraestruturas impulsan en Viveiro esos dos proyectos, por valor de unos siete millones, «para ayudar al Ayuntamiento en sus competencias municipales y conseguir que Viveiro y Celeiro puedan depurar sus aguas residuales conforme a las normativas vigentes». La Xunta, que promueve las obras, atribuye al Concello la responsabilidad del saneamiento de la ría

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Escándalo en Viveiro por otro gran vertido del emisario roto en Celeiro