Tras la noche de fin de año hubo alguna que otra denuncia en la Comisaría de Viveiro derivada de peleas


viveiro/la voz

Aunque la noche de fin de año es para vivirla en paz y armonía, no siempre acaba de «buen rollo». Sin llegar al extremo desafortunado que se produjo en un hotel de Oleiros, donde una familia celebraba la Nochevieja y esa cena acabó en tragedia, con una víctima mortal de 31 años en el transcurso de una posible reyerta, hay casos muchísimo menores, e independientes unos de otros, de presuntas agresiones físicas el 1 de enero por los que los particulares supuestamente afectados presentaron denuncia en la Comisaría de Policía Nacional, situada en Viveiro. Según fuentes oficiales, en uno de ellos, al parecer, un joven se cruzó sobre las doce de la mañana con un grupo de chavales por la ciudad el miércoles originándose una discusión en la que, según su testimonio, recibió un «tortazo». Ese día, según otra denuncia aparte, sobre las ocho de la tarde otra asistente a otro encuentro denunció haber recibido otro tortazo por parte de otra persona del grupo, según las mismas fuentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tras la noche de fin de año hubo alguna que otra denuncia en la Comisaría de Viveiro derivada de peleas