El Resu convierte a Viveiro en el parque temático del rock de Galicia

Al abarrote de la edición más concurrida contribuye público que no solo busca música


viveiro / la voz

«Nunca tanta xente houbo; é o ano no que máis, non?». Con cara de evidente cansancio, la pregunta la repiten hosteleros de Viveiro que desde el miércoles han visto cómo su clientela se multiplicaba hasta desbordarlos, especialmente desde media mañana hasta media tarde, porque desde ahí hasta la madrugada se congregan en el Resu. Ahí, en Celeiro, la empresa organizadora ha montado un recinto que se erige como el parque temático del rock de Galicia. Un imán para fans de las músicas extremas, pero también para el gran público, porque cada año acuden más familias, más viveirenses y más personas de casi todas las edades. Por la música, por el buen ambiente y porque es un gran escaparate de estilos roqueros, incluidos puestos de ropa, de complementos y de comidas.

Cuando esta edición se confirma como la más concurrida de la historia, con unos 100.000 espectadores en cuatro días, el cartel de leyendas, estrellas y promesas del rock es el pilar sobre el que gira una propuesta lúdica y cultural más amplia. En ese aspecto incide en los últimos años Bring the Noise, la empresa organizadora. Presenta al Resurrection en el mundo como lo que es, un macrofestival con bandas de primera línea en el panorama del heavy, metal, hardcore, punk... También como una semana de vacaciones en Viveiro, la mayor localidad de A Mariña lucense, un referente turístico cargado de historia y naturaleza que se vuelca acogedor con quienes lo visitan.

Si estos días algún satélite fotografía Viveiro, comparar esa imagen con la habitual confirmaría cuánto significa el Resu. Solo los 28.000 espectadores que han asistido al festival cada uno de los tres días grandes representan casi el doble de los poco más de 15.000 vecinos censados en el ayuntamiento.

Hurtos y altercados sin relevancia en un acontecimiento con gran despliegue de seguridad

Para la mayoría de los espectadores y de los viveirenses, el Resu es sinónimo de diversión con «muy buen rollo». A los profesionales que trabajan en grandes aglomeraciones les sorprende el nivel de seguridad ciudadana. Del mismo modo que no se ve el inmenso trabajo que hay detrás del montaje del parque temático del rock y de su mantenimiento para que funcione, en la paz social resulta determinante el despliegue de fuerzas de seguridad y medios de emergencias y sanitarios. La mayoría son públicos, completados con los privados de la organización del festival.

Todo eso, unido a los filtros de las fuerzas del orden en los accesos a Viveiro, y, sobre todo, al talante de los seguidores del Resu, hace posible que hasta media tarde de este sábado las incidencias más relevantes que han trascendido sean hurtos, sobre todo de móviles, así como altercados sin mayores consecuencias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Resu convierte a Viveiro en el parque temático del rock de Galicia