Pescadores reprochan el exceso de celo de la Guardia Civil del Mar

Profesionales y aficionados apelan al «sentido común» al aplicar las normas en A Mariña


viveiro / la voz

Cuando se cumplen seis años de la llegada del Servicio Marítimo de la Guardia Civil a Viveiro para vigilar la costa de A Mariña y parte de la de Ortegal, pescadores profesionales y aficionados insisten en transmitir su malestar por lo que consideran exceso de celo al aplicar las normas. «Non son todos», matizan marineros en activo y jubilados. Aun así, repiten reproches hacia una Guardia Civil del Mar cuya labor encomian, aunque echan de menos «máis sentido común e coñecemento da realidade» de la zona marítima considerada la más tranquila y más cumplidora de la legislación por parte de Gardacostas de Galicia, el servicio autonómico que también patrulla la costa cantábrica gallega.

«Estamos perseguidos dunha forma moi grande pola Garda Civil», comentan marineros jubilados que cuando es posible practican la pesca recreativa en rías como la de Viveiro. «Por que levan a Lei ao extremo?», preguntan dirigentes de organizaciones pesqueras mariñanas antes de añadir: «Somos os primeiros interesados en coidar o mar, en ter todo en regla, en respectar as normas e en que todos as cumplan».

«O primeiro que fan é multar»

Para explicar cómo lo viven, navegantes profesionales y recreativos cuentan sus experiencias. «Se os da Xunta ven que non temos a bordo todo actualizado, ou que nos adiantamos ou retrasamos uns minutos no horario, avisan e, si se repite, multan, como deben facer. Se pasa o mesmo cos da Garda Civil, o primeiro que fan é denunciar e multar».

A bordo de la patrullera Río Pas, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil con base en Viveiro tiene encomendado el control de la navegación recreativa y de la pesca profesional en el área litoral comprendida entre Ribadeo y Punta Candieira, en las cercanías de Cedeira. Datos publicados indican que durante el año pasado navegaron más de 5.000 millas y realizaron cerca de setecientas inspecciones y reconocimientos, que se saldaron con un centenar de denuncias.

A pesar de las quejas de marineros profesionales y aficionados por el presunto exceso de celo, la Guardia Civil del Mar aplica la legislación en vigor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Pescadores reprochan el exceso de celo de la Guardia Civil del Mar