El interés de los viveirenses por oír a los alcaldables ganó en el debate de La Voz

Loureiro, Rodríguez, Fraga, Bermúdez, García y Sanjurjo se esforzaron por convencer


viveiro / la voz

Decidirán los cerca de 13.000 viveirenses llamados a las urnas este domingo, aunque el indudable vencedor del debate electoral organizado por La Voz este lunes ha sido el interés ciudadano por oír y ver en directo a los seis alcaldables. Los viveirenses abarrotaron el Teatro Pastor Díaz, muchos no pudieron entrar porque el aforo de casi 400 butacas se cubrió antes de empezar. Moderados por Miguel Sande, delegado de La Voz en A Mariña, los seis candidatos se esforzaron por convencer durante más de hora y media de guante blanco con algunas escaramuzas dialécticas.

Un público variopinto, reflejo de la sociedad de Viveiro, escuchó con atención a María Loureiro (PSOE), Óscar Rodríguez (PP), Bernardo Fraga (Por Viveiro), Miriam Bermúdez (BNG), Luis Manuel García (Son Viveiro) y Alba Sanjurjo (CxG).

Todos apuntaron propuestas electorales y procuraron mostrar lo mejor de sí mismos. Jugaron sus bazas ante una audiencia que no escatimó aplausos, tampoco reprimió risas ni un sonoro abucheo. Cada uno dispuso de tres minutos para bloques temáticos sobre infraestructuras y servicios; comercio, turismo y empresas; y otras ideas o propuestas. Y al final, dos minutos, aprovechados para animar a los viveirenses a votar este 26M y pedirles que confíen en ellos. ¿El aplausómetro? No había, pero, como suele ser habitual, en general iba por barrios.

Infraestructuras y servicios para abrir boca

Sande agradeció la asistencia de viveirenses y candidatos. Ateniéndose al orden de intervención sorteado, el acto comenzó hablando de infraestructuras y servicios.

La socialista María Loureiro, aspirante a la reelección, optó por «dar conta de catro anos de goberno» con una detallada relación de obras e inversiones del mandato. «É verdade que quedan cousas por facer, pero fixemos moitas e o Concello, traballando día a día, mantivo todos os servizos e aumentou os sociais».

«Cando será o momento de facer e non prometer», se preguntó Bernardo Fraga en nombre de Por Viveiro después de comparar los programas del PSOE en las tres últimas municipales. «Cal é a iniciativa novidosa que ofrece o goberno», le preguntó a Loureiro antes de responderse: «Non atopamos ningunha. Viveiro está paralizado e estancado».

«O noso non é un programa electoral ao uso, son feitos, bloques de medidas comprometidas que faremos realidade», subrayó el popular Óscar Rodríguez. Citó tres de ellas, «vitais e importantísimas: a mellora da estrada da Gañidoira, paralela ao proxecto de desdobre; o saneamento integral nas parroquias; e a fachada marítima, que será a postal de Viveiro».

Alba Sanjurjo, de CxG, recalcó su «oposición á aberración do proxecto da ponte sobre a ría», prometiendo «traballar para buscar unha saída consensuada». Apuntó otras ideas: Conectar los núcleos rurales con el centro, un plan de inversión en parroquias, medidas para que «ningún maior esté só» o abrir las oficinas municipales dos tardes a la semana.

«Na campaña ha barra libre, dinnos que teremos todo o que pidan os cidadáns, pero minten para tapar a realidade», sostuvo Luis Manuel García, de Son Viveiro. Recordó temas pendientes (variante, jardines, playa de covas, el saneamiento integral...), citó algunas de sus propuestas para concluir: «A loita entre administracións non favorece aos veciños».

«Que a Xunta se deixe de compromisos electorais e que cumpra con Viveiro», recalcó Miriam Bermúdez, alcaldable del BNG. Esbozó apartados de su programa, que, entre otras ideas, incluye «evitar o desmantelamento do tren, un concello inclusivo para persoas con diversidade funcional» o la regeneración de la playa de Covas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El interés de los viveirenses por oír a los alcaldables ganó en el debate de La Voz