A Mariña capea la crisis demográfica y solo pierde 285 vecinos en un año

El último censo incluye a 71.186 en los quince municipios. Foz sube y elegirá en mayo a 17 concejales, 4 más que ahora, y Ribadeo baja y volverá a contar con 13


VIVEIRO/ LA VOZ

De un marinero peruano y de una mujer del mismo origen, que viven en Burela desde hace más de un año, nació Estrella Luciana Antuanela, la primera mariñana del 2019. No es casualidad que sean inmigrantes porque en la comarca hace muchos años que ya no son novedad los ciudadanos llegados de otros países. Sobre todo los procedentes de naciones de habla hispana y de otras del este europeo, como Rumanía, se asientan con sus familias y ayudan a capear la crisis demográfica. Por el envejecimiento y, también, por los jóvenes que se marchan en busca de salidas laborales, sin los inmigrantes A Mariña probablemente habría perdido en un año más que las 285 personas que ya no figuran en el último censo de población. Datos del Instituto Nacional de Estadística indican que en los municipios mariñanos residen 71.186 personas, un 0,39 % menos que en el 2017.

Aunque en realidad en la comarca viven de modo habitual más ciudadanos que los registrados oficialmente, la última actualización del censo también se reflejará en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Se confirma que Foz pasa de los 10.000 habitantes, por primera vez desde finales del siglo pasado, lo que significa que la futura corporación local la formarán diecisiete concejales, cuatro más que ahora. Y también variará la composición del pleno de Ribadeo, que al bajar del 10.000 vecinos volverá a contar con trece ediles, cuatro menos que actualmente. En el resto de ayuntamientos seguirán con el mismo número de representantes políticos.

Foz es uno de los cinco municipios de A Mariña donde aumenta la población: sus 10.002 vecinos censados son 71 más que hace un año. También sube en Burela, que con 9.566 suma 42 más que en el 2017. Otros dos municipios donde crece el censo son los más pequeños: Ourol, que oficialmente pasa de 1.016 a 1.018 habitantes, y Trabada, donde hay 1.121, 4 más. Dos más que en el 2017 están domiciliados en O Valadouro, que cuenta con 2.004 habitantes.

En los otros diez ayuntamientos de la comarca el censo disminuye. Alfoz pierde 25 vecinos y se queda en 1.757. En Barreiros residen oficialmente 2.941 personas, 7 menos. Cervo tiene 4.227 ciudadanos, 42 menos. Lourenzá lo habitan 2.181 vecinos, 43 menos. Mondoñedo pasa de 3.722 a 3.639, 83 menos. En A Pontenova residen 2.283 personas, 47 menos. Ribadeo baja a 9.900, 62 menos. O Vicedo lo pueblan 1.723 vecinos, 24 menos. Xove pierde 28 habitantes y se queda en 3.314. Y en Viveiro, el municipio más grande de A Mariña, están censadas 15.510 personas, 40 menos que en el 2017.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

A Mariña capea la crisis demográfica y solo pierde 285 vecinos en un año