«No advertiremos más a los hosteleros de Viveiro que incumplen los horarios»

Ultimátum de la alcaldesa: «Sancionaremos y no apoyaremos futuras ampliaciones»


viveiro / la voz

«Durante el puente comprobamos que algunos pubs y hosteleros de Viveiro incumplen los horarios de cierre, ya recibieron varios avisos y no les advertiremos más, procederemos». El ultimátum de la alcaldesa viveirense María Loureiro ya ha sido comunicado oficialmente a la hostelería. No es el primero, pero ahora va más allá de las multas: «De non respectar os horarios de peche establecidos, este Concello non volverá a emitir informe favorable para futuras solicitudes de ampliación de horario, ademais da adopción das medidas sancionadoras que correspondan».

«Evidentemente, los hosteleros tienen derecho a trabajar, pero los vecinos también tienen derecho a descansar». Loureiro insiste en un mensaje reiterado en numerosas ocasiones. Parece no haber calado. Durante el pasado puente, «se controlaron los horarios, pero hubo quienes los incumplieron y fue necesario estarles encima». Por lo que dice la regidora, a Policía Local «no puede cerrarles el local, levanta acta y posteriormente se les multa».

Ninguna de las fuentes oficiales consultadas apunta incidencias relevantes, pero el Concello se hace de nuevo eco de «malestar dos veciños polos ruídos fóra do horario de peche dos establecementos». El gobierno local aprovecha el «recordatorio dos horarios de peche» enviado a la hostelería para recordarles «a obriga de adoptar as medidas oportunas para que os clientes non saian á vía pública con envases de vidro».

Los límites

La licencia de cada establecimiento marca horas de apertura y de cierre, «atendendo á súa categoría». El Concello remite a la hostelería viveirense a la legislación autonómica que los regula. Como norma general, las cinco y media de la madrugada son el tope para salas de fiestas, discotecas, salas de baile y tablaos flamencos. Hasta las cinco de la mañana pueden abrir locales con la categoría de café-teatro, café-concierto o café-cantante. Pubs y karaokes tienen de margen hasta las cuatro de la madrugada. A las tres y media han de cerrar los salones de banquetes. Las tres es el límite de las cafeterías. Bares, cafés-bares y restaurantes deben parar a las 02.30 horas.

Media hora para desalojar

Cuando llega el momento que indica su categoría, los hosteleros no podrán permitir la entrada de clientes, no servirán más consumiciones, cesarán la música ambiental y encenderán todas las luces. Media hora después del límite, «deberán quedar vacíos de público».

Ya tienen una hora más diez días de navidades, y en Fin de Año podrían abrir toda la noche

La orden de la Xunta que regula los horarios de apertura y cierre de espectáculos y establecimientos públicos en Galicia establece la posibilidad de ampliar horarios. Como norma general, media hora más en las noches de los jueves, viernes, sábados y domingos, así como las vísperas de festivos. Y aún pueden prolongarse hasta una hora, con autorizaciones especiales.

De momento, a la hostelería de Viveiro ya le ha concedido la Xunta permiso para cerrar una hora más tarde. Según les explica la alcaldesa María Loureiro a los empresarios, el Concello ha obtenido autorización de la Consellería de Presidencia para los días 22, 24, 25, 28, 29 y 31 de diciembre, así como para el 1, 4, 5 y 6 de enero. También ha emitido informe favorable a otra solicitud de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería. De ser aceptada, el sector sumaría a los diez anteriores tres más, el 21, el 23 y el 30 de diciembre.

Pendiente de la decisión de la Consellería de Presidencia está otra petición de la citada organización empresarial. También se aplicaría en Viveiro, añade la regidora, de tal modo que los locales hosteleros podría «permanecer abertos toda a noite» en Fin de Año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«No advertiremos más a los hosteleros de Viveiro que incumplen los horarios»