Muere atacado por avispas velutinas cuando desbrozaba una finca en Viveiro

La Voz VIVEIRO / LA VOZ

VIVEIRO

PEPA LOSADA

El hombre, de 44 años, había ido a ayudar a un amigo y recibió al menos dos picaduras de avispa velutina

17 jul 2018 . Actualizado a las 09:03 h.

Pasadas las ocho de la tarde de ayer, un hombre de 44 años falleció en una parroquia de Viveiro tras recibir al menos dos picaduras de avispa velutina. Según las fuentes consultadas, el viveirense F. G. se desplomó mientras comentaba con un amigo que se le empezaban a hinchar las partes del cuerpo donde instantes antes lo habían picado los insectos.

La víctima había ido al lugar de A Rozada, en la parroquia de Boimente a visitar a un amigo y, de paso, a ayudarle. Se encontraban en un prado que estaban rozando con una desbrozadora, explicaron fuentes conocedoras de lo ocurrido. Se supone que con la máquina habrían tocado o movido un nido de avispas velutinas, que reaccionaron como cuando se sienten amenazadas: atacándolos. Ambos sintieron que los insectos los habían picado y, al parecer, lo comentaron bromeando porque el que manejaba la desbrozadora es alérgico a las abejas, según las informaciones que han trascendido. A él lo habría picado una velutina y al otro, al que finalmente falleció, dos, aunque estos datos están pendientes del dictamen forense.

Después de desplomarse y de ver que no reaccionaba, el amigo alertó a los servicios sanitarios. Fuentes oficiales indican que cuando llegaron ya no pudieron hacer nada por salvarle la vida porque ya había muerto. Policía Nacional de Viveiro, personal de Emerxencias de Galicia, y Bomberos de Viveiro se desplazaron hasta el lugar de los hechos en Boimente.