El popular Antonio Bouza anuncia al pleno «boas noticias» sobre la variante de Viveiro

Bajan impuestos y tasas, y solo el PSOE aprueba las cuentas de Aparcamientos A Mariña

.

VIVEIRO / LA VOZ

Mucho más público del habitual y la ausencia de cuatro concejales, dos del PSOE y dos del PP, en el pleno que anoche celebró la corporación de Viveiro. Parte de los asistentes eran la Plataforma en Defensa da Sanidade da Mariña, que desplegaron una pancarta contra la supresión del área sanitaria, lo que más debate suscitó en una sesión en la que todos, menos el PP, reclamaron autonomía para el Hospital da Costa. Además de aprobar la rebaja de un impuesto y de dos tasas, en la hora y media de reunión el popular Antonio Bouza anunció «boas novas» para lo que él mismo definió como «unha débeda histórica», la construcción de la variante que sacará el tráfico del centro de Viveiro y mejorará las comunicaciones del municipio.

«A non moito tardar», la Xunta planteará a Viveiro el trazado para la variante. Sin más detalles, Bouza dejó entrever que si no se acepta «haberá que pensar que non hai interese» en dotar al municipio de esa infraestructura. La alcaldesa socialista María Loureiro se declaró «alegre» por una información que aseguró desconocer, y el no adscrito Bernardo Fraga preguntó al portavoz popular si el trazado «será negociado ou imposto polo PP».

De la variante habló Bouza en el debate de la rebaja del impuesto de vehículos y de la bonificación de tasas por licencia de obras en el polígono de Landrove y por el uso de la piscina municipal. Con los votos favorables de PSOE, PP y ediles no adscritos, y en contra del de Son Viveiro, anoche se acordó bajar el impuesto de vehículos un 5 % durante el próximo ejercicio. Beneficiará a los dueños de los cerca de 11.000 automóviles censados en el municipio, y para las arcas municipales supondrá unos 35.000 euros menos de ingresos, con lo que los alrededor de 712.000 previstos este año se quedarán en unos 677.000. Para impulsar la instalación de nuevas firmas en el parque empresarial de Landrove, las licencias de obra saldrán el próximo año un 80 % más baratas, con lo que el Concello estima que dejará de percibir unos 2.000 euros. Y varias tarifas de la piscina municipal se rebajarán a la mitad a personas que acrediten un 33 % de discapacidad o más.

Antes del pleno extraordinario en el que se abordaron esos temas, ayer se celebró una junta general de Aparcamientos A Mariña, la gestora del párking subterráneo y de la ORA. En una reunión que se prolongó más de media hora, se aprobaron las cuentas del año 2015, pero solo con los votos del gobierno socialista, mientras los representantes del PP votaron en contra y los no adscritos se abstuvieron.

Votación
2 votos
Comentarios

El popular Antonio Bouza anuncia al pleno «boas noticias» sobre la variante de Viveiro