Personal de Vestas apoya al gobierno de Viveiro que permitió ampliar la fábrica

Este jueves juzgan en el Penal de Lugo a la alcaldesa, dos concejales y dos exediles que concedieron la licencia


S.S.

A las once y media de la mañana de este miércoles, decenas de trabajadores de Vestas se concentraron en el exterior de la fábrica para expresar su apoyo al gobierno del Concello de Viveiro que en el 2009 permitió ampliar la fábrica y evitó su cierre. Por conceder esa licencia, este jueves serán juzgados en el Penal número 1 de Lugo la actual alcaldesa y dos concejales de su gobierno, así como otros dos exediles socialistas. La Fiscalía pide para cada uno de ellos tres años de prisión, unos 7.500 euros de multa y ocho años de inhabilitación para empleo o cargo público.

Por unanimidad, todos los concejales de la corporación municipal de Viveiro acordaron pedir al gobierno local que presidía el fallecido Melchor Roel que concediese licencia a Vestas para ampliar su factoría en Chavín. La Xunta le había permitido instalarse en suelo rústico de Viveiro en 1999. Diez años después, la fábrica de aerogeneradores empleaba a 150 trabajadores, y, como "carece de instalaciones suficientes para atender su producción", había solicitado autorización al Concello para aumentar sus instalaciones. El Concello se la otorgó porque "de no obtenerla, se verá en la ineludible necesidad de buscar otro emplazamiento en otra localidad". Aun con informes técnicos que cuestionaban el permiso, el pleno de concejales y la comisión de gobierno acordaron conceder la licencia invocando "un fin social, o mantemento de dita empresa" en Viveiro.

Vestas sigue en Viveiro, donde ahora genera 115 empleos directos. Con respaldo del Gobierno gallego, el Concello continúa el proceso para regularizar la fábrica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags

Personal de Vestas apoya al gobierno de Viveiro que permitió ampliar la fábrica