Negocian traer un crucero a Viveiro para alojar a mil seguidores del Resu

MAR G. BALSEIRO VIVEIRO / LA VOZ

VIVEIRO

También buscan espacio para otras 6.000 plazas de acampada.
También buscan espacio para otras 6.000 plazas de acampada. x.f.r

El barco-hotel atracaría en Celeiro durante una semana, con conciertos a bordo

24 ene 2016 . Actualizado a las 09:14 h.

El Resurrection Fest se ha convertido en un gigante, y con Iron Maiden entre sus cabezas de cartel y otras 74 bandas en la edición de este año apunta a que romperá incluso las expectativas iniciales de la propia organización en cuanto a la afluencia de pública que llegará este año al festival que se celebra en Viveiro. Y las novedades en las que trabaja la organización del Resu no son solo musicales, también las hay que afectan al alojamiento.

Desde hace dos meses los hermanos Iván y David Méndez, cabezas visibles de la organización del Resurrection, negocian con navieras internacionales la posibilidad de traer a Viveiro un crucero, con capacidad para alojar entre 700 y 1.100 personas durante una semana. Un trasatlántico similar en envergadura al Europa, el barco alemán que atracó en Celeiro en octubre del 2013 y que permitió que A Mariña se estrenara en el turismo de cruceros.

«Nos planteamos traer el crucero por dos razones, por la escasa oferta de hoteles, ya que las dos mil y pico plazas de Viveiro no son suficientes, y porque nos gustaría ofrecer opciones de alojamiento diversas y más asequibles, porque los precios se han disparado. Mil euros en una habitación doble tres días hay mucha gente que no se lo puede costear», señala el director del Resurrection, Iván Méndez.