Nueve mujeres ante la curiosidad de los más pequeños en Celeiro

Los alumnos del colegio Pedrosa Latas les plantearon cuestiones personales y profesionales


celeiro / la voz

Hay que andar con pies de plomo cuando un niño hace una pregunta. Primero, uno no sabe qué le va a preguntar y, según lo difícil de la cuestión, quizás no se sepa qué contestar. Ellos son curiosos y tienen muchos interrogantes para los adultos, como demostraron, emulando a periodistas, en el homenaje del Ceip Pedrosa Latas de Celeiro, ayer, a las mujeres. Por la mañana, nueve celeirenses se sometieron al interrogatorio de los escolares, causando más sorpresa la pregunta que la respuesta. A la exemigrante en Venezuela y Estados Unidos que Vicente Míguez presentó como «aventurera», Antonia Paz, un alumno le planteó: «¿Cantas novelas escribiches?». «¡Ninguna! -contestó-, eu non son escritora». «¿É un traballo moi duro o de aventureira?», «¿Sénteste libre cando fas aventuras?», le preguntaban otros. «Lo que yo hice está bien hecho porque lo he vivido», señaló esta celeirense, con la bandera norteamericana estampada en su fular. Otro niño le pregunta a Toñita do Lanchón, que tenía la farmacia: «¿Canto che custou superar a carreira de medicina?». Ella le aclara que no es médica, pero que ha aprendido su oficio «ao longo de 43 anos».

Otro alumno, Yago, tiene allí, enfrente, a sus «dúas avoas», las gemelas Carmen y Asunción, que trabajaron como muchas en Albo. Le responden a Brais, interesado en saber su horario laboral en la conservera: «Daquela non había horarios. Aos 12 xa estaba traballando. Traballábase por horas, viñas á casa e chamábate un, volvías á casa e chamábate outro. Era moi dura a nosa vida».

También empezó muy joven a trabajar Ana Meitín, que emigraría a Suiza: «A min sacáronme da escola aos 12 anos para poder atender oa meu irmán que nacera. Anos despois fun para Suíza aos 33 e vinme con moito pesar».

Otras de las invitadas tienen vínculos con el colegio pues Maricarmen Iglesias presidió el Anpa y Enma Bermúdez trabaja allí como limpiadora. Una alumna, Marta, le pregunta a esta última si le gustaría que sus hijos se dedicaran también a eso. «Gustaríame que tiveran un futuro mellor», contesta. «Tedes que seguir estudando», les anima.

De otra generación son Lara Balseiro, jugadora del Burela FS Pescados Rubén, y Sarai Blanco, de la asociación Penalba-Chilindrín. A la primera le preguntan si considera importante lo que hace y ella dice: «Considero que os hai máis, como mestre ou médico, pero o deporte tamén é importante para a vida, para estar san e contento cun mesmo». A Sarai Blanco le preguntan en torno al colectivo pero también quién hace las tareas en casa: «Eu e miña irmá xa que meus pais traballan».

por el día de la mujer trabajadora homenaje del ceip pedrosa latas

«Fun tan feliz que volvería a facer todo»

Antonia Paz

«O traballo antes era peor, pero polo resto pasábalo ben»

Ana Meitín

«Na asociación intentamos que non haxa diferenzas e que as actividades sexan tanto para homes como para mulleres»

Sarai Blanco

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags

Nueve mujeres ante la curiosidad de los más pequeños en Celeiro