la voz

A bordo del Rodríguez Parapar, un pincheiro de fondo con base en Celeiro, navega rumbo a Gran Sol el lobo marino ceniciento bautizado como Celeiro. Ahí fue donde apareció por primera vez, el 5 de enero, y desde el día siguiente ha estado bajo el cuidado de Cemma, la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños. Será liberado en alta mar, tras haberse recuperado del agotamiento y de las heridas que tenía en la boca y el costado. Vuelve a su medio natural con 6 kilos más que los 24,5 que pesaba cuando se optó por ayudarlo ya que no quería regresar al mar.

Al embarque del lobo marino en Celeiro asistieron Ethel Vázquez, conselleira de Medio Ambiente; Raquel Arias, delegada de la Xunta en Lugo; Verónica Tellado, directora de Conservación da Natureza; José Manuel Balseiro, secretario de la Cámara gallega; y María Loureiro, alcaldesa de Viveiro. La conselleira cree la liberación de Celeiro como «exemplo da colaboración entre a Xunta e as entidades ecoloxistas no mantemento da biodiversidade no mar».

Cemma destaca el apoyo de Protección Civil, armadores y tripulantes de los barcos Rodríguez Parapar y Anxuela y de la firma Seagood Celeiro

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El lobo marino «Celeiro» regresa a alta mar a bordo de un «pincheiro»