«Nos encanta Trabada y los vecinos nos ayudan, pero sin trabajo...»

Juan Gustavo confía en «seguir tirando» hasta homologar el carné de conducir, que espera le facilite encontrar empleo

Indeborg y Gustavo, en el salón de la vivienda en Sante que les cedió el Concello de Trabada
Indeborg y Gustavo, en el salón de la vivienda en Sante que les cedió el Concello de Trabada

trabada / la voz

Un tanto aliviado, como si se hubiera quitado un peso de encima al desvelar su complicada situación, el tono de Juan Gustavo parecía ayer más animado. Y ello a pesar de que nada ha cambiado. Sigue pendiente de encontrar un trabajo, persiguiendo el sueño que inició con su esposa, Illed Ingeborg y sus tres hijos (dos gemelos de cuatro años y una chica de 12), cuando en septiembre decidieron viajar desde Guadalajara al municipio lucense de Trabada (1.118 habitantes) para escolarizar a sus hijos. A cambio, el Concello les cedió una casa. Sin trabajo, sus exiguos recursos se agotaron y viven de la caridad, pero Sante (240 habitantes), el pueblo donde residen, no defraudó sus expectativas. Allí han encontrado el cariño de vecinos y un lugar de su gusto.

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«Nos encanta Trabada y los vecinos nos ayudan, pero sin trabajo...»