Viviendas, cheques bebé y taxis gratis para luchar contra la despoblación

Al igual que Trabada, muchos concellos ofrecen alquileres bajos y empleo para frenar el abandono

Una casa niño en Castroverde, que facilita la conciliación para las familias
Una casa niño en Castroverde, que facilita la conciliación para las familias

Redacción / La Voz

La alcaldesa de Trabada acaba de ofrecer vivienda gratis para aquellas familias con dos hijos de entre tres y seis años que se empadronen en el concello. El objetivo de esta medida es claro: mantener el aula de infantil del colegio municipal, que si no alcanza los seis matriculados para el próximo curso -actualmente solo hay dos inscritos- se verá obligada a cerrar. Además de vivienda, la alcaldesa está en trámite de ofrecer empleo, ya que una empresa de instalaciones y servicios eléctricos está considerando la posibilidad de dar trabajo a alguna de estas familias.

En los últimos 20 años, Trabada ha perdido un 37 % de vecinos, pasando de los 1.770 habitantes en 1998 hasta los 1.121 censados el pasado año. En otros concellos la situación es igual de preocupante. La fórmula de la despoblación es casi siempre la misma: la gente se va, los niños no nacen y los vecinos que quedan son cada vez más mayores. Para frenar el abandono y ganar población hay medidas de todo tipo, que habitualmente pasan por las ayudas en vivienda, empleo y natalidad. 

En el 2017, el concello de Entrimo (Ourense) ofreció viviendas con un alquiler de 50 euros para las familias que matriculasen a sus hijos en la escuela del pueblo. Aquel año el colegio perdió una unidad escolar y el centro se quedó con tan solo una veintena de alumnos. En Vilariño de Conso (Ourense), un grupo de vecinos hizo algo parecido y en el 2012 puso en alquiler algunas casas vacías a precios muy bajos para familias con niños. El objetivo era el mismo: atraer población para mantener a flote el colegio del pueblo. En los primeros meses consiguieron duplicar la matrícula del centro, pasando de 14 estudiantes a 32, y hacer crecer el censo municipal. La iniciativa captó la atención de medios internacionales como la CNN o Al Yazira, pero en los últimos siete años Vilariño de Conso ha perdido casi un centenar de vecinos: de los 632 habitantes en el 2012 a los 535 en el 2018.

En otros municipios la apuesta se centra en la natalidad y las familias reciben ayudas que llegan hasta los 1.200 euros anuales para tener hijos. Municipios como San Cristovo de Cea, Mondoñedo o Manzaneda tienen planes de este tipo. Algunas de estas iniciativas tienen el respaldo de otras administraciones, como la Diputación de Ourense, que aumenta de 300 a 500 euros las ayudas en municipios con grandes pérdidas de población.

Otros concellos como A Veiga (Ourense) se deciden por un plan integral que actúe en distintos ámbitos. Además del cheque bebé, en esta localidad se han puesto en marcha medidas como pagar la cuota de autónomos para los nuevos residentes durante los primeros meses, descuentos en las licencias de obra para negocios o cursos de apicultura para los vecinos interesados en la producción de miel.

En otros municipios las ideas para frenar la despoblación en el rural van más allá. En el 2013, el alcalde de Coirós (A Coruña) ofreció taxis gratis para dos alumnos de la escuela del pueblo que necesitaban ir a Betanzos para recibir servicio de comedor. De esta forma, las familias podían contar con este servicio -que en Coirós no había- sin necesidad de cambiar a sus hijos de colegio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Viviendas, cheques bebé y taxis gratis para luchar contra la despoblación