«Con 30 alumnos, éste es un colegio con atención individualizada y muy familiar»

Las directoras de tres de los coles mariñanos con menos matrícula, los de San Cosme, Trabada y O Vicedo, enumeran ventajas y servicios de los centros


VIVEIRO / LA VOZ

La incorporación de alumnos de tres años a los colegios es el mejor termómetro para detectar la sangría demográfica, más acentuada en los núcleos rurales. El martes concluyó el plazo de matrícula para el curso 2018-2019 y en algunos centros mariñanos sobran los dedos de una mano para contar los ingresos. «De momento non temos ningún neno de tres anos matriculado para o vindeiro curso», confirmaba ayer Marta Castelao, directora del CEIP Celso Currás de Trabada. En otro concello, el de Barreiros, el CEIP San Cosme registró una matrícula y están pendiente de otras dos familias.

Son dos de los centros con menos alumnado de la comarca, pero no por ello son los que disfrutan de menos servicios. Ambos ofrecen al alumnado atención individualizada y un amplio programa de actividades. «Tenemos treinta alumnos en todo el cole, pero hemos subido, porque el año pasado teníamos 18», explica Vanesa Bello, directora del CEIP San Cosme (Barreiros), que destaca las ventajas de centros educativos pequeños: «Nos podemos permitir prestar una atención muy individualizada a los alumnos, contamos con familias que participan y se involucran mucho, aulas con pocos alumnos... Es una relación más familiar». El cole dispone de comedor del Anpa (40 euros, y con descuentos por hermanos), transporte escolar, amplias zonas verdes y estrena el programa Madrugadores. «Y la Xunta sigue apostando por el centro, incorporando nuevos servicios. Tenemos casi un ordenador portátil por alumno», explica la directora del centro, que el próximo curso tendrá jornada única: de 9.30 a 14.30 horas, después se prestará servicio de comedor y habrá actividades hasta las 16.30.

En el CEIP trabadense estudian 35 alumnos, que disfrutan de transporte público. Otra ventaja: la comida que se sirve cada día en el comedor se prepara en el centro, según explica Marta Castelao, directora del cole, que tiene horario de 10.00 a 16.00 horas. El CEIP Celso Currás despedirá este año a cuatro alumnos.

El municipio de Trabada, como el de O Vicedo, solo cuentan con un colegio. Y en el CEIP vicedense, la directora enumera las múltiples ventajas de un centro pequeño. «Siempre hay más ventajas que inconvenientes. La atención al alumno es más individualizada, la convivencia es maravillosa, tenemos comedor con cocina casera, la integración es muy buena (..) Tenemos 68 alumnos y podemos decir que es un colegio privilegiado», explica la directora, María José Vázquez, que lleva 25 años enseñando en el centro: «Tenemos alumnos hijos de antiguos alumnos. El próximo curso marcharán 10 alumnos y entrarán otros 10».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Con 30 alumnos, éste es un colegio con atención individualizada y muy familiar»