23 hectáreas de bosque frente a la ría de Ribadeo donde antes iban a construir 400 chalés

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso RIBADEO / LA VOZ

RIBADEO

La finca de O Costal ha sido recuperada como granja de ovejas sostenible, plantando 5.600 árboles de 144 especies y 15.300 plantas

06 mar 2021 . Actualizado a las 12:49 h.

O Costal de Ribadeo tiene una nueva vida. La finca que estaba destinada a albergar una urbanización de entre 300 y 400 chalés ha sido transformada en un bosque atlántico y una granja ecológica sostenible, recuperando un espacio único de 23 hectáreas frente a la ría de Ribadeo. Es la obra y el legado de un ejecutivo madrileño que en 2014 adquirió la finca donde Mahía en el año 2005, en pleno bum urbanístico, promovió un proyecto para transformar el entonces eucaliptal en una gran área residencial. O Costal ocupa un enclave privilegiado, una atalaya de tres kilómetros de frente, desde la Casa de las Algas al molino de As Aceas. Allí, una monumental obra ha cambiado para bien la imagen de esta zona de Ribadeo, con un proyecto que es un referente en Galicia de conservación, recuperación paisajística y desarrollo rural.

O Costal era una finca abandonada, invadida por especies invasivas, pero en 2014 se inició un trabajo de restauración ambiental por el que hasta el momento se han plantado 5.600 árboles de 144 especies y 15.300 plantas de 160 especies, usando principalmente vegetación autóctona y adaptada a las condiciones costeras, explica Carmela Moral, de Orza Paisajismo, la directora del proyecto que, dice, aporta no solo beneficios ambientales para Ribadeo, sino también sociales y económicos.

«En lo social, porque mejora la calidad de vida y el paisaje cotidiano de la población de Ribadeo, lo que hace que sea un proyecto conocido y valorado. Y esto es así porque proporciona las vistas de un cuidado paisaje desde diferentes puntos de su entorno y, en particular, a lo largo de la senda costera que se extiende desde la localidad hacia el sur y que limita con O Costal», señalan desde Orza Paisajismo.