«Llévate tu café o te lo acerco»

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso RIBADEO / LA VOZ

RIBADEO

Parte de la hostelería trata de salvar las tres semanas cerrada al público

28 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las cuentas no salen, aunque ya no se trata de ganar, sino de perder lo menos posible. De ahí que la hostelería de la Mariña recurra a medidas que muchos de los protagonistas llegan a calificar de desesperadas antes de echar el candado definitivo durante estas tres semanas de restricciones máximas, con los establecimientos cerrados al público por decreto. Y éstas pasan desde la manida de servir comida a domicilio (que están explorando algunos negocios, los que menos con éxito), al modelo de encargar y recoger en el propio local, o incluso ofrecerse a llevar cafés y pinchos a destino, el domicilio o al lugar del trabajo. Y es que, con confinamiento o sin él, el hábito de hacer un alto en la jornada laboral matinal para un refrigerio está muy asentado en A Mariña y cuesta saltárselo.

Con todo, el cierre de locales, cuyos titulares optaron por comenzar un alto de tres semanas sin ofrecer ningún tipo de servicio, fue lo habitual ayer en toda la comarca. Las terrazas recogidas en el entorno de la plaza de España de Ribadeo eran fiel reflejo de las restricciones máximas en vigor en toda Galicia. Otros, los que siguieron operativos bajo mínimos, optaron por acortar el horario, a un par de horas, para servir cafés y bocadillos a domicilio o entregar comidas.

«De lunes a viernes, de 9.00 a 12.00 horas, llévate tu café o te lo acerco», se podía leer en una pizarra instalada frente a la cafetería Madison, en Ribadeo. Otro cartel, colocado en la cristalera de El Rincón del Gordo, en la avenida de Galicia, informaba: «Abrimos todos los días de 10.00 a 16.00 horas para cafés, desayunos, bebidas, pinchos... ¡para llevar!», e informaba del horario de reparto de comida a domicilio, por la tarde-noche de lunes a viernes, y mañana y tarde los sábados y domingos.

El restaurante Marinero, en el puerto de Porcillán, lanzaba un mensaje en sus redes sociales, informando que desde el miércoles se ciñe a cocinar servicio de recogida y entrega, previa encargo: «Seguiremos trabajando para que disfrutes de nuestros fogones en casa. Lo importante es seguir! Ánimo a todos los hosteleros», arengaban a sus compañeros de profesión.

Otro local de referencia en Ribadeo, La Lira, limita a dos horas su horario para recoger la comida que se encargue, de 13.00 a 15.00, mientras Galipizza informó a sus clientes de que, pese a las restricciones, no tienen por qué renunciar a sus tapas: «Así que se botas de menos o tapeo, chama e levámoscho!!».

Son algunos ejemplos de las salidas por las que han optado algunos hosteleros de Ribadeo para mantenerse operativos en tiempos de restricciones máximas.

Similares fueron las que se tomaron en el grueso de los concellos de A Mariña, donde el efecto del cierre de la hostelería y la limitación de reuniones de personas a convivientes se dejó notar a lo largo del día, en especial por la tarde, con las calles con mucha menos gente y caminando separada.

«Sé que nos quedan pocos ahorros, pero no nos rindamos»

«Son tiempos de nuevo difíciles, en los que nos toca ser nosotros los sacrificados en pro de la salud. Hemos ido sufriendo nuevas restricciones durante todo el año además de un importante confinamiento el año pasado. Sin no poco sufrimiento hemos llegado hasta aquí y hemos resistido, y estoy seguro que, aunque será muy duro, ahora lo volveremos a hacer y saldremos adelante. Sé que nos quedan pocas fuerzas, pocos ahorros de los que tirar, pero aguantemos, resistamos, no nos rindamos, la solución puede estar cerca, las vacunas están ahí, no flaqueemos en el último tramo». Este fue el mensaje que ayer lanzó Francisco Iriarte, el presidente de la asociación de empresarios de Ribadeo, Acisa, apelando a la responsabilidad de la población para superar la pandemia.