Hace 200 años nacía en Ribadeo un profesor con la Gran Cruz de Carlos III: Justo Pico de Coaña

Con calle propia desde el año 2013 en su villa natal, fue maestro en Viveiro y destacado pedagogo del siglo XIX en Galicia


ribadeo / la voz

En 2012, el Concello de Ribadeo decidió poner su nombre a una calle del barrio de Os Galos. Hace 200 años hoy, precisamente, nacía en el municipio Justo Pico de Coaña, ribadense que destacó notablemente en el mundo de la enseñanza y fue maestro de matemáticas elementales y geografía en Viveiro, además de autor de numerosas obras de referencia en la época como su «Guia legislativa y directiva de escuelas rurales» o su «Manual para la organización y régimen de las escuelas rurales de primera enseñanza», del año 1859. Una lista bibliográfica a la que también podemos añadir «Nuevo método práctico para la enseñanza de la escritura y lectura de la letra cursiva española» de 1886 (según Galipedia formó parte de la Exposición Universal de París de 1900), «Reglas de ortografía castellana en verso» de 1869, «Educación popular en Galicia» y «Enseñanza de agricultura en las escuelas primarias» de 1880.

Hablaba de Pico de Coaña en 2017 en su sección de «Crónicas ribadenses», en estas mismas páginas de La Voz de Galicia, el cronista oficial de Ribadeo Eduardo Gutiérrez. Comenzaba su colaboración aludiendo a un carta firmada en Viveiro en mayo de 1881, dirigida a Bastián da Pallarega por parte de «Fuco da Cabandela, que agacha tamén a Pico de Coaña, e que lle escrebe ao seu suposto amigo, emigrado en Boston, nos Estados Unidos». Ese texto lo había analizado desde el punto de vista lingüístico Ricardo Carbalho Calero, para la Agrupación Cultural Francisco Lanza con motivo de la Feira do Libro Galego. Y así lo explicaba el homenajeado en las Letras Galegas del año pasado en 1989, en otra colaboración suya en este diario, en la que dice de Justo Pico de Coaña: «Aparece como asinatura dun texto galego, máis prometedor que cumpridor, inserto no número de La Ilustración Gallega y Asturiana datado o 28 de julio de 1881, e que se di escrito no subdialecto da mariña da provincia de Lugo, entre Vicedo e Burela. Unha análise lingüística do mesmo demonstra que o redactor non se ativo rigorosamente á fala do país». «Pico de Coaña parecía un pseudónimo. Nun­ca lera -ignoro que exista- outro galego con esa asinatura. Mas houvo un Justo Pico de Coaña, mestre de escola, natural de Ribadeu, que viveu entre 1821 e 1905, e do qual dá noti­cia Couceiro Freixomil remitindo a Francisco Lanza. Justo Pico de Coaña publicou diversos textos de tipo profisional, todos en castellano», comentó Calero.

De aquella carta al amigo de Boston, Gutiérrez profundizó desde una perspectiva sociológica, pues Justo de Coaña también aportaba su visión de la costa lucense de entonces, con apuntes como los que reprodujo y recuperamos ahora en el 200º aniversario del nacimiento de Pico de Coaña: «Muitos rapaces fuxen a traballar para América, i aforrar do que gañen, para axuda de seus pais, para débedas e para ter facenda de seu (...) A xente que pode pon nos estudos un fillo para crego; pola misericordia de Dios saíron e saen feros predicadores e bos curas».

Justo Pico de Coaña es uno de los ilustres ribadenses que aparece en «Ribadeo antigo» de Francisco Lanza, recordó Gutiérrez. Dionisio Gamallo Fierros también hablaba escuetamente del maestro en otro artículo que publicó La Voz de Galicia en 1962, sobre la tradición literaria local y enumerando «gentes enamoradas de los libros y capaces de crearlos», como el «benemérito maestro de primeras letras, condecorado con la Cruz de Carlos III y autor de varias obras». Couceiro Freijomil lo incluyó en su «Diccionario bio-bibliográfico de escritores», editado en los 50.

Abuelo de Manuela Barreiro, la primera farmacéutica y con un sobrino-nieto diplomático

Justo Pico de Coaña tuvo una nieta que fue la primera mujer farmacéutica en Galicia, Manuela Barreiro. Ella da nombre a otra calle en el mapa de la villa de Ribadeo que forma una T con la de su abuel. En abril de 2013, en la inauguración de la calle Justo Pico de Coaña, el Concello de Ribadeo, el alcalde, Fernando Suárez, disculpó la ausencia en el acto del sobrino-nieto Yago Pico de Coaña, entonces embajador de España en Austria (lo había sido en Colombia) quien remitió una carta de agradecimiento.

Relación con los Cocos

Los Pico de Coaña también se relacionan con los Cocos de Ribadeo, donados por José Mª Iglesias para las fiestas del Carmen pues eran parientes del donante y se hicieron cargo de ellos más tarde, publicó La Voz en 1982.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hace 200 años nacía en Ribadeo un profesor con la Gran Cruz de Carlos III: Justo Pico de Coaña