¿Dónde comer por trabajo cuando en Viveiro y Burela hay locales cerrados?

Algún restaurante de municipios vecinos ha notado algo de aumento de clientela; otros no

Imagen del Xoiña cuando reabrió tras el desconfinamiento de Foz
Imagen del Xoiña cuando reabrió tras el desconfinamiento de Foz

viveiro/la voz

Salvo aquellos con servicio de cafés para llevar, menús para recoger o comida a domicilio, los hosteleros de Viveiro y Burela tienen sus locales cerrados aún, debido a las restricciones. Para saber si se suavizan, habrá que esperar al viernes, en un principio. Mientras tanto, indagamos sobre si se ha producido, o no, alguna repercusión de ese cierre hostelero en sus homólogos de municipios vecinos. En los casos afirmativos, se reduciría a la clientela que come fuera por trabajo. Todos muestran su solidaridad con los locales que han tenido que cerrar porque un día puede tocarles a unos y otro, a otros.

«A nivel de traballadores notouse, dez ou doce clientes máis, pero tamén coincidiu que estaba o Eroski de Burela para abrir, e esa xente viña para comer. Pero, por ocio, tanto de Burela como de Viveiro, non pode vir ninguén» (José Fernández, Xoiña de Foz)

Desde el Xoiña en Foz, constata José Fernández: «Si que se notou algo, a mediodía no menú, tamén pola xente que hai traballando no novo Eroski de Burela [abre este jueves]. A nivel de traballadores, notouse nuns dez ou doce máis». Por el contrario, también acusaron la baja de clientes de Burela o Viveiro en fin de semana, al haber cierre perimetral en ambos municipios. Una de cal y otra de arena. «Tamén había xente que viña tomar os viños e non pode vir», lamenta. «Dentro das circunstancias, nós a mediodia estamos traballando ben. Cenas non damos. Abrimos de 10 a 21.00 horas», finaliza Fernández.

Javier Montero, en una image de archivo en su restaurante ribadense
Javier Montero, en una image de archivo en su restaurante ribadense
«100% negativo. Por un lado pechado Asturias; por outro Lugo, Vilalba, Viveiro, Burela, Santiago...» (Javier Montero, Ribadeo)

Desde Ribadeo, afectado notablemente por el cierre astur, habla Javier Montero, con otra valoración: «O peche doutros municipios afecta ao cen por cen pero en negativo. Por un lado temos Asturias pechado, por outro Lugo, Vilalba, por outro Viveiro, Burela, Santiago... Eses clientes non poden vir». Según su experiencia, disminuye notablemente la afluencia de clientes: «Estamos abertos [en su caso optaron por abrir solo jueves, viernes, sábado y domingo] pero como se non estiveramos abertos. Na fin de semana trabállase algo, pero temos capacidade para un 50% a mediodía. Damos cenas pero pasamos de estar cheos coa capacicade de antes, do 70% , a ter unha ou dúas mesas o sábado de noite... e grazas!. O concepto noso de restaurante é diferente», señala.

Imagen de archivo de Antonio Maseda con la carne de buey que protagoniza las habituales jornadas de O Castelo
Imagen de archivo de Antonio Maseda con la carne de buey que protagoniza las habituales jornadas de O Castelo
«En novembro faciamos as xornadas da carne de boi, pero este ano aínda non as poidemos empezar» (Antonio Maseda de O Castelo en Cervo)

En O Castelo, en Cervo, apunta Antonio Maseda hijo, acusan el descenso más en fines de semana al haber cerrado Viveiro y Burela. Hay más movimiento entre semana en el restaurante, que también es hotel al alojar principalmente a gente que debe desplazarse y pernoctar por motivos laborales: «A mediodía pode ser que se notara un pelín máis de clientes. Pero o tránsito diario de cafetería e bar baixou bastante, ao ter confinado Burela e Viveiro, pois a xente non se move. As noites si que baixaron moitísimo; podes ter cenas de xente hospedada no hotel, pero se non fora polo hotel, o restaurante, de noite, estaría pechado». «Se nos sacan o paso dos autobuses, o movemento de xente, incluso a de fin de semana entre Asturias e Viveiro, o bar morre. Ata as cinco da tarde, vas indo, pero despois case son horas mortas», finaliza.

¿Y las próximas cenas navideñas?: «Van ser como eran hai 30 años, na casiña e listo»

Es inevitable que aunque ahora toca hablar de la situación actual del covid, y ya comprobamos que es muy mutable incluso en cuestión de 24 ó 48 horas o concello a concello, pensemos ya en la cita más familiar y social del año con el mantra permanente en nuestras cabezas «Salvar las navidades». Queda menos de un mes. Así va vislumbrando el panorama el sector hostelero, y tras nueve meses conviviendo con la pandemia y aperturas a medio gas. «Penso que van ser as navidades como eran hai 30 anos, na casiña e listo porque non hai xeito. Como van levantar a man coas cifras de récord de mortos que está habendo na segunda ola?», se pregunta Antonio Maseda, de O Castelo, restaurante que a estas alturas del año ya estaría celebrando sus famosas jornadas de carne de buey (de su granja) pero que están retrasando, aunque el animal ya está en cámara. «Estamos pensando no Nadal pero non sabemos a que aternos», dice José Fernández. «Tiña unha cena de empresa de 50 persoas que reservan dun ano para outro e xa veu aquí o xefe para dicir que seguramente non ía haber», añade. «Mal non, o seguinte» es como ve Javier Montero la Navidad que se avecina. Y añade: «Poñen de culpable a restauración. Dende o principio estabamos na diana... e seguimos».

O Petisco de Mondoñedo quiere promocionar la comarca en «Hoxe comemos con...»

Si en algo nos debería concienciar la situación actual es en que todos formamos parte de una cadena. Hay ejemplos en la hostelería mariñana que sirven de recuerdo de que A Mariña también es una cadena y que unos pueden hacer mucho por otros, cada cuál desde la actividad a la que se dedica. Así, O Petisco de Mondoñedo, con su iniciativa «Hoxe comemos con...», comenta que su intención es la de promocionar la comarca a través de su local. Y lo quiere hacer divulgando quién es su clientela y su ocupación. Como Gabriel Rodríguez Domínguez, de Xove, gerente de GRD, empresa de ingeniería dedicada la optimización energética. «Gozaron en familia dunha moi agradable comida e sobremesa e despois realizaron un percorrido visitando as pintorescas zonas de Mondoñedo», señalan desde O Petisco.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Dónde comer por trabajo cuando en Viveiro y Burela hay locales cerrados?